?>
Deportes

Kenig, el ex Talleres, que hace su gol solidario en Ecuador

UN GOL DE AYUDA. Alejandro Kenig, ídolo de Talleres, vive en Ecuador y habló con Día a Día. Está en plena labor ayudando a los afectados por el reciente terremoto.

La desgracia lo puso como en un cara a cara frente al arco. La locura de las grandes tragedias como un terremoto ha desencajado a los hermanos de la República del Ecuador. Allí, los brazos se multiplican para colaborar con los cientos de miles de afectados por el pasado movimiento sísmico en aquel país. Allí, como varios argentinos, reside un ídolo de Talleres.

Alejandro Martín Kenig, el Tanque o el Gordo está mano a mano con el desastre, poniendo todo en la cancha ante una adversidad que saca de eje a cualquiera. La vida lo puso de cara a una situación límite. Y, allí, desde Portoviejo, una de las ciudades afectadas habla con Día a Día.

“Gracias por el llamado. Estamos a dos manos poniendo todo. Tratando de dar una mano. La verdad que esto es un desastre”, cuenta con notable conmoción el ex Talleres.

Kenig es un residente de Ecuador de hace muchos años, donde desarrolla una carrera entre los medios y la representación de jugadores. En Córdoba, tiempo atrás, estuvo trabajando con el grupo Talleres es de su Gente y con intenciones electorales de las que luego claudicó.

“A Talleres claro que lo sigo siempre, me alegra que el club haya mejorado y acompañamos siempre a la distancia. Hoy nos ocupa esta desgracia y estamos también con todas sus consecuencias”, agrega Kenig. 

Ya a una semana de semejante catástrofe el número de víctimas se va reproduciendo a medida que se remueven los escombros. Son 587 muertos y más de 4000 heridos. El terremoto tuvo epicentro en la Costa Norte, afectando de sobremanera a las pequeñas localidades que agrupan las zonas de Manabí y de Esmeraldas. Los 7,8 en la escala de magnitud causó enormes daños físicos y estructurales en diferentes regiones. Kenig lo grafica de una manera muy cruda.

“Yo estoy actualmente en Portoviejo, un viaje que es de 5 ó 6 horas lo hicimos en 12 ó 13. La gente está como desesperada, saqueando, las necesidades son muchas. Hay mucha desesperación de poder agarrar algo”, expresó.

Alejandro Kenig habló con Día a Día del desastre acontecido en Ecuador.

El ex jugador del club de barrio Jardín contó con algunos detalles lo que sucede en la gente. Lo que se ve, la manera en que el ser humano actúa en momentos de desesperación extrema. “Un galón de agua a 1,50 dólares lo están vendiendo a 10 dólares. Es terrible lo que está pasando, las cosas que uno ve. No me dejo de sorprender porque son cosas muy fuertes. Lo peor de todo es que también se cayeron edificios nuevos del Gobierno y no hay asistencia directa”.

–¿Están sin servicios básicos?

–Es todo muy difícil, el acceso a luz, al agua. No encontrás nada para comprar, para comer. La ciudad está devastada y es como si estuviéramos en guerra. Esta ciudad no es una de las principales afectadas pero es impresionante todo lo que hay que hacer en el día a día.

–¿Y con los argentinos, has estado en contacto con el embajador Luis Juez?

–Hablé con Juan Urquiza, entrenador de la Liga de Portoviejo. Luis Juez me pidió que hable con los jugadores para tranquilizarlos porque estaban muy preocupados. Le estoy dando una mano al embajador. Acá está el Ogro Fabbiani y algunos jugadores como Cristian Gómez, ayudante de Bustos. Están todos bien, aunque todos afectados por la desgracia que pasó.

El teléfono se entrecorta por momentos. Kenig pide un segundo y se pone a hablar ante una consulta en el lugar. El ruido se siente en todos los sentidos. Y se toman decisiones minuto a minuto.

“Estamos así, todo el tiempo. Hablando, cortando, volviendo a hablar. Yo hace muchos años que estoy en este país, conozco todo. Pero estoy preocupado por esta situación. Por iniciativa mía y de algunos amigos hemos juntado alimentos y agua para sumar una mano. Lo hemos hecho a pulmón. Seguimos por Guayaquil y Quito buscando alimentos para la gente y volver a las zonas de las tragedias”, concluyó. 

Kenig, querido en barrio Jardín, aquel viejo ídolo de principios de los ‘90 ante otra realidad y en otras circunstancias. Poniendo el pecho como lo supo hacer con la camiseta albiazul, peleándola en otro frente, dando una mano. Un Tanque solidario.

Kenig, ídolo de Talleres y de buen recuerdo en la mente de los hinchas.

Alejandro Kenig, aquel delantero de principios de los ‘90

En 1990 y 1992, Alejandro Kenig (47 años) vistió la camiseta de Talleres. Fue un delantero potente y que acunó la hinchada albiazul, a pesar de que fue un verdadero trotamundos del fútbol (pasó por 19 clubes hasta 2001). El centrodelantero, en Talleres, convirtió 21 goles en 66 partidos. Se retiró a la edad de 32 años. Kenig integró aquel plantel de 1993 que descendió a la B Nacional y que por recibir nueve fechas de suspensión (conflicto del club con AFA mediante) se tuvo que ir a jugar al exterior.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo