?>
Deportes

Instituto goleó a Brown de Adrogué y está tercero en la B Nacional

Tras Aerosmith, Instituto la “rockeó” con Brown de Adrogué en una tarde soñada. Metió el primer triunfo de local.

¡¿Aero qué?! No, hermano. En Alta Córdoba, los únicos recitales los da Instituto. Que quede claro. 

Y pueden venir la banda que vos quieras. La que te guste. La que elijas. Pero, ninguna música será como esa mágica melodía que suena cuando gana la Gloria.

Una música hermosa que hacía tiempo que no se escuchaba en esa cancha Monumental donde se cocinan sueños, alegrías y también grandes tristezas.

Pero, de todo eso ha aprendido esta gente que se esperanza con nada. Con dos palitos te fabrica una ilusión.

Por eso, estuvieron este domingo de nuevo en su estadio en gran número (unas 18 mil personas) para ver un recital de los que hacía tiempo no se veía.

La Gloria goleó 5-2 a Brown de Adrogué por la octava fecha de la B Nacional 2016/17.

Y los datos son contundentes. Hacía seis meses que no ganaba de local ante su gente, tras el 4-1 a All Boys en el campeonato pasado, el 20 de marzo.

Y pasaron 14 años (sí, 14) para que volviera a hacer más de cinco goles (la última goleada fue 6-0 ante Juventud Antoniana el 10 de octubre del 2002).

Pero, olvidemos los datos. Ya están. Son números fríos. Y esta gente sufrida tiene el corazón caliente.

Ellos saben que esto recién comienza, que será un campeonato eternamente largo. Pero, Instituto está tercero y quiere volver a creer, como dice el lema que implementó esta nueva dirigencia que conduce Gastón Defagot

La Gloria quiere dejar atrás años de frustraciones para recuperar sus mejores colores. Para volver a ser.

Y una tarde así necesitaba. Donde Diego Jara demostró que es un goleador que vale cada peso que se le paga. Donde el pibito Vella tiró toda su desfachatez en la cancha para ganarse los aplausos de todos a su salida. Donde jugadores como Orfano y Rosales dejaron en claro que tienen con qué darle un toque distinto a este equipo de Iván Delfino.

Foto de Javier Ferreyra.

Y, ojo, también hay cosas para corregir, como su defensa. Lo aceptó el propio DT, que también necesitaba ganar de local para callar algunos cuestionamientos en cuanto a la forma y su “estilo”.

Pero, todos coinciden en que hay material para que el Albirrojo haga una buena campaña y se olvide de su principal problema y temor: los promedios del descenso. Y para eso hay que ganar.

ROCK AND GLORIA. “Cuánto hacía que no metíamos cinco goles, mamita mía”, gritó un pelado en la platea cuando el partido terminó.

El final mostró al plantel abrazado y a los hinchas gloriosos saltando y tratando de entender si este triunfo tan esperado, tan necesario, era real. Si realmente su equipo había metido cinco goles y había dado semejante recital.

Y sí. Pueden mandarle el video a los muchachos de Aerosmith para que lo muestren por el mundo.

Los recitales de verdad en esta cancha los da Instituto. Ellos no necesitan copas ni ascensos para estar. Sólo ver a sus colores.

Escuchen bien: Algún día, alguna vez, se les va a dar...

Foto de Javier Ferreyra.

Leé más de la Gloria:
 
 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo