?>
Deportes

La historia de Damián Schmidt

Grata aparición. Vino a Córdoba a estudiar kinesiología desde La Pampa. Se probó en la Glo y acá está: Damián Schmidt y su historia. Mirá el video.

La vida son golpes. Lo sabe Damián Schmidt (21 años, nacido en Santa Rosa, La Pampa), que vino a Córdoba a estudiar kinesiología porque en el fútbol la cosa estaba difícil.

La vida son golpes. Lo tiene claro Schmidt, a quien Claudio Vivas, por aquel entonces DT de Instituto, lo vio de lejos en una prueba en La Agustina y pidió que lo ficharan.

Y acá está Schmidt, que tuvo que dejar “por ahora” su carrera universitaria porque el fútbol lo golpeó para bien. Hace cuatro partidos que tiene la 6 de la Gloria en su espalda. Es titular. Y sorprende su calma. La tranquilidad con la que se toma todo. Sí, Schmidt es un señor.

También se sorprenden sus viejos Anibal y Bibiana (“las dos con ‘b’ larga”, avisa), que desde Santa Rosa y por la tele se mueren de los nervios. “Sacala Damián, sacala”, gritan.

Igual sus tres hermanos Anibal, Walter y Nicolás. “Todos jugaron, el más chico tiene 15 y juega. Walter es más barra brava, je. Me sigue a todos lados. Viajó a Mar del Plata para verme. Está medio loco”, se ríe Damián, con la misma calma que muestra en la cancha.

Su camino. Se inició en el club Sarmiento, en Santa Rosa, a los 6 años. Y, luego, saltó al Deportivo Mac Allister, que se dedica a la formación, hasta los 16. Pero Mac Allister no tenía Primera y fue el primer golpe. Damián se fue a jugar a General Belgrano de La Pampa, donde debutó “profesionalmente”, jugando en el Torneo Argentino C. “Fueron unos diez partidos. En esa época, el Argentino C era todavía más amateur. Yo era chico y fue un gran aprendizaje. La realidad es que debuté ahí”, cuenta.

General Belgrano quedó eliminado y Damián dejó el fútbol a un lado. La otra opción era estudiar. “Siempre me gustó estudiar. Soy hijo de docente, siempre me tuvieron cortito”, cuenta.

Así fue como eligió la carrera de kinesiología y se inscribió en la Universidad Nacional de Córdoba. De un día para el otro, Schmidt estaba en Nueva Córdoba, viviendo en un departamento solo.

Mientras tanto, desde Santa Rosa, los viejos insistían en que buscara algún club para seguir con el fútbol. Por un conocido de la familia, le tiraron el dato de una prueba en Instituto. Y allá fue él. Fueron dos semanas de prueba, hasta que una tarde, mientras la Primera de Instituto entrenaba en una cancha colindante, Vivas vio al flaquito pampeano cerrar contra un lateral, levantar la cabeza y darle la bola al 5. Fue instantáneo. “Ese chico, el central, se tiene que quedar”.

Otro golpe. Al otro día, Schmidt entrenaba con la Primera de Vivas y marcaba a Klimowicz y Leandro Lázzaro. “Fue muy loco”, recuerda el pibe. Se quedó en el club (tiene contrato hasta 2015) y jugó dos años en la 4ª de AFA y hasta dio una mano en la Primera local que estaba por irse al descenso.

El ex DT Kudelka, lo llevó a la pretemporada en Luján pero nunca lo utilizó en la temporada 2012/13. Su segunda pretemporada fue en Mar del Plata, y los golpes del destino le abrieron la chance de debutar en la primera fecha, ante Douglas Haig, ya que no llegó a tiempo el transfer de Abel Masuero. “Fue imprevisto. Kudelka me tenía muy en cuenta, me dio mucha confianza”. Luego, no volvería a jugar. No fue tenido como prioridad por el ahora ex Elvio Agüero. Hasta ese partido con Aldosivi (fecha 26) y la derrota (0-1) que marcó el adiós del propio Elvio. Desde allí, Schmidt no salió más.

“No me siento titular. Estoy tranquilo, tratando de dar lo mejor y ayudar. Sé que tengo compañeros de mucha experiencia y que me tocó entrar porque se lesionó Abel (Masuero). Trato de aprender y ayudar”, dice. Mientras tanto, agradece el cariño del hincha. “Me pone muy feliz el respaldo de los hinchas. Y siento que uno está defendiendo a todos los chicos de La Agustina que pelean por una oportunidad. Todos tenemos el mismo sueño. Entonces, uno tiene que aprovechar la chance para demostrar que en La Agustina hay chicos que pueden jugar”, tira.

Ahí va el joven señor Schmidt. Preparándose para el próximo golpe.

21 años. Nació en Santa Rosa, La Pampa. Llegó a Instituto en 2011. Debutó en la 1º fecha del actual torneo. Tiene 5 PJ.

“Trotta se confundió”. El triunfo 2-1 en Mendoza ante Independiente puso a Schmidt como noticia tras el partido. “Es un pendejo irrespetuoso”, dijo el DT rival Roberto Trotta, por un entredicho en el vestuario.

Damián aclara: “En ningún momento insulté a Trotta o al club. Se debe haber confundido. Lo hablamos y aclaramos las cosas. Fue un partido muy caliente y un gran triunfo”.

Además, Schmidt se refirió al empuje que provocó la llegada de Miliki Jiménez como nuevo entrenador. “Tanto Daniel como Dertycia y el profe apuntan a lo humano, a lo sentimental. Nos hablan mucho. Estamos muy bien. Vamos despacio, con el objetivo de los 60 puntos. Después, se verá para que nos alcanza”, cerró.

Mundo Gloria.

»LO QUE VIENE. El lunes, a las 18.15, la Glo visita a Banfield. Es baja Tellechea (5ª amarilla) y vuelve Damiani tras su golpe.

»EMBARGO. En la noche del miércoles, fueron embargados 205 mil pesos de la recaudación del partido ante Huracán. Fueron acreedores de la anterior gestión. “Estamos pensando en una convocatoria de acreedores. El pasivo está entre los 45 y 50 millones e ingresa menos dinero del que entra”, dijeron desde tesorería.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo