?>
Deportes

Facu Campazzo la tiene clara

El base de 25 años en evolución. Carga pilas en su Córdoba antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016. "Limpio la cabeza en mi casa", dijo. Y ya se entrena.

Facundo Campazzo se reconoce impulsivo "pero cada vez menos"... Recuerda que cuando empezó a jugar al básquet, a los cinco años, era "medio loquito", aunque ahora "tengo un poco más de paciencia jaaa". En la cancha como la vida, Facu anda a mil.

Descansa en su Córdoba mientras luce el dorado envidiable que le dejó sus vacaciones en Mallorca y al mismo tiempo ya tiene en la cabeza los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016... A los 25 años, Campazzo disputará y disfrutará de sus segundos Juegos, ahora "menos loquito". "Se me reconocía como un base revulsivo, y trato de ser un base más completo, y aunque lleve tiempo, quiero ser un mejor armador", destaca a Día a Día.

"Estoy en mi casa y aprovecho para liberar la cabeza estando en familia, con ese clima cálido de juntarse con amigos, y además empezando a mentalizarme en lo que viene, el torneo te demanda para estar pendiente al 100 por ciento".

De su grupo de amigos, ese que se forjó en el Club Municipalidad, hace 20 años, uno se recibió de preparador físico "y lo estoy aprovechando para llegar bien a la preparación", cuenta.

El viernes, Campazzo y la Selección comenzará la preparación para los Juegos Olímpicos. "Queda un tiempo para preparar la cabeza y el físico para esto que es muy importantes para todos nosotros. Los Juegos Olímpicos es lo máximo a que un jugador aspira", resalta el chico ganador de tres Liga Nacional con Peñarol de Mar del Plata.

"La Generación Dorada y la Selección en sí nos malacostumbró a nosotros, los que nos gusta el básquet a ver a la Argentina en lo más alto a nivel mundial, ya sea consiguiendo medalla o estando entre los primeros a nivel mundial. Por eso, estar en la Selección te damanda dejar todo para seguir poniendo a la Argentina bien arriba", confiesa Campazzo.El dueño de la pelota. Campazzo limpia la cabeza en Córdoba y se prepara para los Juegos. (Foto: Javier Ferreyra).

Facu, consolidado como base titular de la Selección nacional, sostiene: "Demostramos que si estamos bien, tanto física como técnicamente, y encontramos nuestro juego, le podemos ganar a cualquier... Pero si entramos desconcentrados podemos perder con cualquier. Ahí está la clave, en estar juntos, conocernos, porque este es un proceso con jugadores nuevos y otros no tanto. Debemos combinarnos a la perfección para un torneo que te exige todo, estar al 100 por ciento todo el tiempo".

-¿Podemos ilusionarnos con ganar una medalla en Río?

-Podemos pensar, ilusionarnos y soñar con ganar medallas, nadie nos quita la ilusión y el sueño, pero para llegar será un camino largo, con rivales difíciles. Será un torneo sumamente difícil. Para llegar al sueño que todos queremos, debemos que ir paso a paso.

-Antes de debut en los Juegos, la Selección disputará el Súper 4 en el Orfeo: ¿Tiene un significado especial?

-Me pone muy contento jugar en el Orfeo, y también me pone un poco nervioso. Las otras veces que jugué ahí vine con Peñarol, en otro contexto (las finales de la Liga ante Atenas), y me silbaban y puteaban un poco. Ahora, con la Selección, la voy a disfrutar mucho, antes de ir a los Juegos será mi cable a tierra, me servirá para recargar energías y disfrutar que me vea mi familia, que esten en la cancha mi mamá, mi hermano, mis amigos, mi novia... Será como estar en mi casa, como Córdoba es mi casa, y tengo que aprovecharlo al máximo.

Campazzo vivía a 10 cuadras del club Municipalidad y su mamá lo llevó "porque estaba todo el día hinchando en mi casa. Pobre mi mamá, no me soporaba más jaaa, y me llevó al club que paso a ser mi primera casa y mi casa mi segunda casa", recuerda Facu.

"De chiquito era muy mal educado, medio loquito, peleaba con mis compañeros. Entonces Roberto Galamore, que fue mi primer técnico y lo tuve hasta los 8 o 9 años, me ayudó mucho, me formó para ser una mejor personas", resalta Campazzo.

EL AÑO DEL DESPEGUE

Tras una primera temporada con escaso protagonismo en Real Madrid, el cordobés fue a Murcia y una de las grandes figuras de la Liga de España. "Me sirvió mucho para tener juego, para entrar en ritmo, tener minutos. Traté de aporvecharlo la máximo. Fui con la idea de ganar minutos y confianza, demostrar que estaba a la altura de la ACB y con la ayuda y confianza de mi compañeros lo conseguí", resalta Facu.

-Todas las semanas sorprendías con alguna jugada, algún chiche...

-No se si es bueno o malo jaaa... Trate de agregarle cosas a mi juego, como ser un base que maneje los tiempos. Se me reconocía como un base revulsivo y trató que se vea como un base más completo, y aunque lleve tiempo, quiero ser mejor armador.

Su equipo, Murcia hizo historia en la Liga española. " Cuando empezó la temporada los objetivos eran entrar a playoffs y Copa del Rey, no pudimos llegar a la Copa y sí a los playoffs donde nunca había llegado Murcia, eso fue nuestro título", dije Campazzo.

"Pero el camino fue larguísimo, tuvimos momentos negros, muy negros, estuvimos en los últimos puestos...", recuerda.

"Nos pusimos las pilas, ganamos cinco partidos seguidos, conseguimos el séptimo puesto y entramos a los playoffs. Entramos en la historia del club, y entrar a la historia del club es más trascendenal que un título en ese contexto. La gente se va a acordar siempre, tendremos un cuadro nuestro que siempre estar colgado", destaca el cordobés, jugador clave del Murcia.

-¿Sabés algo de tu futuro?

-Depende del Real Madrid (club dueño de su pase) y si se quedan los Sergios (Llul y Rodríguez) no le servirá a Madrid que yo vuelva, y a mi tampoco me servirá. Sería dar un paso atrás. Deben resolverlos ellos.

-¿No te tenés apuro en que se resuelva? ¿No te gustaría que esté listo antes de los Juegos?

-Confío ciegamanete en el Real Madrid, es el mejor club del mundo, y seguramente tomarán la mejor decisión... Con mis agentes pretendemos jugar la Euroliga o EuroCup (segundo torneo en Europa de importancia). Con Murcia clasificamos a la EuroCup, que es subir un escalón, y no descarto jugar una temporada más ahí.

42 partidos tiene Campazzo en la Selección mayor y suma 451 puntos. Ante República Dominicana, en el Premundial 2013 anotó su máxima de 31 tantos.Facu debutó en la Selección mayor en el Sudamericano de 2012.

 

El día que La Mona Jiménez le regaló su camiseta

El año pasado durante el receso, Facundo Campazzo fue a un baile de la Mona Jiménez, ante la insistencia de su hermano.

"Era la primera vez que iba... Mi hermano siempre me decía no podés no ir a ver a la Mona y fui... Subí al escenario y le pedí una camiseta... Me acuerdo que le decía 'Regalame la camiseta'. El tipo se sacó la remera que estaba usando y me la tiró... 'Tomá me dijo', y se la di a mi hermano que es fana desde siempre, desde chiquito le encanta. Ahora yo también, me contagio un poco...", cuenta Campazzo.

Tras caer en los playoffs de la Liga Española ante el Real Madrid, tras la histórica campaña con el Murcia, Facu se fue de vecaciones a Mallorca con su novia, antes de su regreso a Córdoba. "Este año tuve más tiempo, apreveché para estar con mis amigos, estar en mi casa con mi familia, pasar tiempo con mi mi novia", dice.

"Y entrenar más para llegar bien físicamente a los Juegos Olímpicos. Al ser bajo me cuesta más jugar contra altos. No puedo dar ventaja", agrega el base de 25 años y 1,79 metros de talla.

"Trato de disfutar el día, ya no salgo de noche, estar con mi familia, con mi sobrino, visitando amigos", resume.

 

Acompañando a Luis Scola, el abanderado de la Argentina

A Facundo Campazzo lo une una gran relación con el capitán de la Selección nacional, Luis Scola, quien será el abanderado de la delegación argentina en los Juegos Olímpicos de Río. "Cuando se nombró a Luis como abanderado se me poso la piel de gallina, me ponía en la situación de él y decía que lindo... Antes estuvo Manu (Ginóbili), para el basquet argentino que haya dos abanderados en los Juegos habla que está creciendo y está en el buen camino", resalta el cordobés.

La bandera, llevada por Scola y antes por Ginóbili no "está en cualquier mano. Son jugadores que enseñan valores a los jóvenes, que no solo juegan al básquet, que no solamente meten la pelota al aro, sino que te enseñan el sacrificio, el respeto", destaca Facu.Campazzo, orgulloso de que Luis Scola sea el abanderado de Argentina en Río 2016.

"Vamos a estar atrás de Luis acompañandó, y disfrutando, no se si tanto como él, pero disfrutando igual", completó.

"Manu Ginóbili nos da mucha calidad. Al estar Ginóbili todos nos respetan más a la Argentina".

AL LADO DE LEO

A los 15 años, Facundo Campazzo llegó a Peñarol de Mar del Plata, y algunas temporadas después se unió el cordobés Leo Gutiérrez, el más ganador de la Liga Nacional.

"Tenerlo a Leo me ayudó muchísimo, pasé tres años en la habitación con él, me ayudó mucho su mentalidad ganadora, pocas veces se ve en un jugador el deseo de ganar partidos y títulos...", destaca Campazzo.

"Habíamos ganado el segundo título con Peñarol y Leo ya estaba prometiendo otro. Aprendí mucho de su mentalidad ganadora, espero ganar un tercio de lo que ganó él, y una parte de mi carrera se lo debo en parte a él", cerró el base de la Selección.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo