Domingo 4 de marzo, 00:10
Nublado Parcial 23º / 83% +
/ Registrate

Por Encina de la historia

Sapo de este pozo. Encina, un ex Central, mojó a los 13 segundos y fue figura. “Hoy me debo a Instituto”, tiró.

Los madrugó. Encina la mandó a guardar en el inicio.

Los madrugó. Encina la mandó a guardar en el inicio.

  • de
Por Encina de la historia

04/03/2012 00:05

Por Alejandro Chavez

No es fácil jugarle al pasado. A la historia. A los recuerdos imborrables. Porque la nostalgia siempre juega su partido. Tiene ese no se qué capaz de nublar la cabeza más dura y hacer temblar las piernas más firmes. Porque hay que ser frío (de mente) y caliente (de corazón) para no mezclar pretérito con presente. Y más cuando la vida te pone en frente a tu primer amor. A ese que te cambió la vida para siempre.

Con esas sensaciones salió a jugar ayer ese morocho peticito que la tiene atada y lleva el número 7 en la espalda: Hernán Encina. Porque Rosario Central es el club de sus amores. Y cómo no serlo si cuando era pibe, y laburaba con su viejo como albañil en barrio Miraflores, fue justamente Central el club que le abrió las puertas para mostrar su estilo y su gambeta.

Pero en el Kempes el Sapo puso en off todos esos recuerdos. Fue albañil, sí. Pero construyendo paredes con Dybala, Lagos, Fileppi y compañía. Y, cuando todavía las chicas lindas se acomodaban en las plateas, demostró no sólo su fría mente y su corazón caliente, sino también su compromiso irrenunciable con la causa Instituto.

¿La muestra de ello? Iban sólo 10 segundos cuando el arquero Brown despejó mal y la bocha le vino mansita a sus pies. Tuc, se sintió el golpe seco de su derechazo, que salió despedido sin la necesidad de pararla antes y que viajó tres segundos por el aire hasta convertirse en el primer tanto de la Gloria. Gol del Sapito a los 13 segundos. Sí, a los 13. Y de golpe un mundo de sensaciones lo invade. Sus compañeros vienen a abrazarlo y él todavía no es consciente de lo que acaba de hacer. Su primer gol en Instituto se lo estaba haciendo justamente a Central. A ese club que lo vio debutar en el 2001 y que su fue su hogar hasta el 2006. Y, claro, él no lo festejó.

Pero eso no fue todo. Porque después siguió rompiéndola Hernán. Encarando siempre. Metiendo el cambio de velocidad cuando fue necesario. Y una ovación lo despidió cuando el DT Franco lo sacó en el segundo tiempo. “Central fue el lugar donde crecí. El club de mis amores. Pero hoy me debo a Instituto. Pegamos en los momentos claves y ganamos bien”, diría el 7 luego del encuentro. Ese que parece otro en este segundo semestre (en el anterior no había hecho la pretemporada). Encina se puso por encima de la historia. Y le ganó.

-------------------------------------------------------

Con Dybala, todo Joya

Brilla Dybala. Incluso en esas tardes en las que parece que las cosas no le van a salir, siempre termina sacando un conejo de la galera el pibe de 18 años oriundo de Laguna Larga.

Su partido de ayer fue una fiel demostración de ello. Porque en el primer tiempo alternó buenas con malas. Mostrándose impreciso por momentos, pero siendo lo más peligroso de Instituto en otros. Y porque, en el segundo, se había perdido un mano a mano clarito con Browm, reventando su remate en el travesaño. Hasta que llegó el minuto 14. Coronel habilitó a Lagos, éste se la sirvió a Dybala y el Principito no falló. Gol, 2-0 y festejo furioso del 9, con revoleo de remera incluido. “Lo festejé así porque el partido venía duro y porque venía de errar un gol increíble. Además, en ese arco también había fallado ante River. Por suerte pude volver a convertir”, señaló Paulo en los vestuarios. “Ganamos por huevos, por sacrificio y porque este equipo juega al fútbol”, agregó el delantero que suma 11 goles y que deslumbra en la B Nacional. Todo Joya con él.

Este Tano tiene pasta

 

Fue un bombazo a la red. Un verdadero fusilamiento. Pero ojo. La pelota no le había quedado picando mansita en el área a Alejandro Gagliardi, el 8 de Instituto. No, nada que ver. Su golazo llegó a través de un cabezazo letal, luego de un córner enviado por Dybala. Y después llegaría su celebración con besito al escudo albirrojo.

Es que el Tano es uno de esos pibes criados en el club. Que pasó momentos lindos (y duros) en la pensión, pero que hoy parece un adulto más con 128 partidos y 9 goles en la Gloria.

Y no es un dato menor que la mayoría de esos goles fueron de cabeza. Su mejor arma. Esa que usaba cuando jugaba de 9 en su pueblo. “El gol fue una alegría inmensa. Se lo dedico a toda mi familia y a la gente de Los Surgentes (su ciudad)”, manifestó el volante de 22 años que también marcó ante Boca Unidos y Aldosivi. “Es una satisfacción seguirle respondiendo al técnico, siento que me estoy ganando un lugar”, cerró Gagliardi, quien arrancó el año siendo suplente y hoy parece una fija en el team de Franco.

------------------------------------------------------------------

Junto a vos. Encina marcó ayer su primer gol en Instituto y justamente ante su ex club. Lleva 19 PJ.

11. Los goles de Dybala en 23 partidos. Cavenagui y Piriz Alves tienen 15 cada uno.

Tres. Son los goles del Tano Gagliardi en el torneo. Dos de ellos por vía aérea.

 


 

¿Qué te produce este tema?

  • © 2009 - 2011 Todos los derechos reservados.
    Cache generated by CRON Static Page Cache at 04/03/2012 | 00:10:23