?>
Deportes

El sueño del hincha: entró, hizo un gol y "empató" el clásico

En el partido entre Olimpia y Motagua de la liga hondureña, un aficionado se metió a la cancha y vivió el mejor momento de su vida. El partido terminó con polémica.

El clásico hondureño entre Olimpia y Motagua pasará a la historia como el primero en el que se convirtieron dos goles al mismo tiempo.

El verdadero tanto lo marcó Roger Rojas del Olimpia, con el que empató 2-2 el partido cuando se jugaban tres minutos y medio de los tres que el árbitro Óscar Moncada había añadido.

El segundo lo anotó un fanático que entró por el sector derecho, aprovechando que lo mejor del juego estaba en la izquierda, por donde el Olimpia atacaba desesperado por igualar el resultado luego de que el Motagua se pusiera 2 a 1 al minuto 89.

El hombre, que entró sin remera y anteojos negros, corrió un cuarto de cancha con una pelota similar a la que estaba en juego y justo en el momento que Rojas anotó el gol del empate, él hizo lo mismo y lo celebró junto a toda la hinchada.

Los dos balones entraron simultáneamente a la portería del Motagua, cuyos jugadores corrieron a reclamarle al árbitro, mientras en el sector de los aficionados del Olimpia festejaban la igualdad y el tanto del intruso.

Tras anotar su "gol", el fanático olimpista se movió feliz por toda la cancha, por dentro, en paralelo a la línea lateral, entre la locura de muchos y la indignación de los jugadores, aficionados y directivos del club Motagua, que apelaría ante la Comisión de Arbitraje exigiendo el triunfo.

Mirá el video del increíble episodio que se vivió en Honduras:

Sumate a la conversación
Seguí leyendo