?>
Deportes

Dybala, a lo Maradona

Como el Diez. Sí, el 9 de Instituto hizo lo que Diego: hacerle tres goles a Atlanta en su cancha y con apenas 17 años. El pibe es sensación.

Decir que Paulo Dybala está en un nivel de 10 puntos no es broma. Basta ver los diarios de hoy para darse con la certeza. El 9 de este Instituto que está en puesto de ascenso en la B Nacional es sensación nacional.

El sábado le hizo tres goles a Atlanta, en Villa Crespo, en el 4-0 de la Gloria. Medios como Olé y La Voz del Interior le pusieron un 10 en la calificación del partido. Clarín, en tanto, le asignó un 9. En Día a Día apuntamos que jugó para 10.

10 de acá 10 de allá. Calificarlo también puede hacerse con la palabra Diez. Y si se dice Diez, se está hablando de Diego Armando Maradona. Y unir Dybala con Maradona tampoco es broma.

Es que el delantero de 17 años, nacido en Laguna Larga y que debutó recién en este torneo, logró el sábado algo que sólo Diego había logrado: hacerle tres goles a Atlanta, en su cancha y con apenas... sí, 17 años.

Diego metió semejante impacto el 16 de marzo de 1978, cuando Argentinos Juniors se impuso 5-2 a Atlanta. O sea, pasaron 12259 días hasta que otro pibito con pasta de crack metiera su nombre en la historia.

Maradona lo hizo exactamente con 17 años, cuatro meses y 16 días. Dybala lo logró, en tanto, con 17 años, 10 meses y 22 días.

Igual, hablar de todo esto de los récords y su bonanza goleadora no marea al chico albirrojo, ya instalado en los medios porteños por su declaración post-brillante triplete contra Atlanta: “Quiero ganarle a River... soy hincha de Instituto y de Boca...”.

Claro, el partido del sábado contra River, en el estadio Mario Alberto Kempes, ya es tema instalado y es de esperar que el Mundo River pose la lupa en el chico que marcó siete goles en los 10 partidos que tiene la B Nacional. Eso sí, la materia no creérsela la tiene bien aprobada. Y eso que no se la enseñan en el Justo Paéz Molina de barrio Jorge Newbery, el cole donde está haciendo el secundario.

El técnico Darío Franco pintó la personalidad del 9: “Sorprende su personalidad. Nunca se achica y sabe escuchar y está dispuesto a aprender”.

Dybala sigue viviendo en la pensión del club, pero él sabe que en realidad está viviendo en un sueño hecho realidad.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo