?>
Deportes

El día después del debut en Belgrano

Renzo Saravia jugó en forma oficial ante Unión y cumplió. “Ya se me pasaron los nervios”, dijo el pibe que quiere ganarse un lugar. Los referentes lo felicitaron. Aprobado para él.

En el día después de su debut el tipo está tranquilo. Nada de volverse loco. Aprovecha el domingo libre para ver el Boca-River y recuperar fuerzas. Renzo Saravia, el defensor de Belgrano que debutó oficialmente ante Unión en el 1-1 del sábado, disfruta del sueño que nació cuando era chico.


“Fue algo muy lindo. Si bien ya había jugado contra Talleres (por la Copa Argentina) hacerlo ahora fue especial, un sueño cumplido desde que empecé a jugar al fútbol”, le contó el juvenil a Día a Día. Con 19 años se ganó un lugar entre los titulares tras la lesión de Gastón Turus que lo tendrá al menos dos meses afuera de las canchas.


“Para mí fue un antes y un después del sábado. Quedé contento con el debut, me salieron las cosas y ya se me fue el nerviosismo. La cancha de Unión tiene la gente muy cerca, había mucha presión pero agarré confianza”, contó el pibe nacido en Villa María del Río Seco un 16 de junio de 1993.


Cuando Renzo dice que aprobó el examen, no lo pronuncia desde la soberbia. “Los compañeros más experimentados del plantel me felicitaron. Lollo, Olave, me dijeron que anduve bien, que siguiera así y eso da fuerzas para continuar”, sostuvo el defensor que hace dos años llegó a Belgrano proveniente de Las Palmas.


A la distancia su familia lo apoyó. Papá Reinaldo, mamá Estella y los hermanos Benjamín, Ale, Juan, Facundo y Flavia le hacen el aguante desde siempre. “Vieron el partido en el pueblo, ellos están siempre”, dice tímido el hombre que, para los entendidos en la materia, tiene buen futuro.


Y el pibe mostró condiciones. Hasta se animó a pasar al ataque. “Hubo una jugada en la que gané confianza y me animé a probar. Quizá debí tocarla, pero bue..., es ir aprendiendo”, expresó.

Análisis futbolero. Si bien el debut marca para siempre a un jugador, Renzo se animó a analizar el empate ante el Tate.


–Hubo cambio radical entre el Belgrano del primer tiempo y el del segundo...
–Hicimos un buen primer tiempo, pero ellos dominaron el segundo. Encima hicieron el gol y con la expulsión (Aquino vio la roja) ellos manejaron la pelota siempre.


–¿Sólo virtud de Unión?
–Entramos un poco retrasados en el campo de juego. Después hubo circunstancias del partido y no podíamos aguatar la pelota.


Pero el lateral derecho de Belgrano también rescata algunos signos positivos del equipo. “En el primer tiempo tuvimos cuatro situaciones de gol. No pudimos convertir varias chances que nos hubieran dado otra tranquilidad. El partido iba a ser otro si eso ocurría”, explicó.


Y siguió: “Rescato la actitud del primer tiempo. Salimos a buscar el partido, a ganarlo y quedó demostrado. Ahora hay que seguir laburando”, enfatizó Renzo.


¿Si hubo bronca en el vestuario? “No se habló nada. Siempre charlamos cuando arranca la semana, es mejor conversar con la cabeza fría”, dijo con lucidez Saravia.
Que esta vez sí pudo dormir. Y también cumplir el sueño de jugar en Belgrano.

Vuelve hoy. El plantel dirigido por el DT Ricardo Zielinski regresa hoy, a las 9.30, a las prácticas en Villa Esquiú. El próximo viernes, a las 21.15, el Pirata recibe a Atlético de Rafaela, en el Gigante.


Para ese cotejo ya estará disponible Esteban González, quien cumplió con una fecha de suspensión.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo