?>
Deportes

Defagot y el proyecto que puede salvar a Instituto

Gastón Defagot lidera por amplia diferencia las encuestas y pinta para ser el próximo presidente de la Gloria en las elecciones que serán en una semana. ¿Cuál es su plan y el de su agrupación para salvar a la Gloria?

Gastón Defagot ya logró romper la barrera más grande que le impedía tomar el mayor desafío de su vida, que es ser presidente del club que ama: su timidez.

El empresario que en una semana podría comenzar su etapa como máxima autoridad de Instituto, es un tipo de híper perfil bajo, muy tímido y a quien no le gustan las fotos ni las cámaras.

Pero por Instituto decidió exponerse y salir a poner el pecho en la crisis más grave de la historia de la Gloria.

Por eso su señora lo abrazó de una manera muy emotiva luego de la conferencia de prensa donde lanzó su candidatura el pasado viernes.

"Me emociona este grupo que se armó, me emociona estar en este momento... y me emociona ser de Instituto", dijo el propio Defagot, un constante colaborador de las últimas Comisiones Directivas de Instituto, siempre desde afuera. Pero estando siempre.

Defagot y su familia son los responsables de la conocida empresa de construcción Corblock y asistió a la Gloria en más de una urgencia, cuando las papas quemaban.

Hace cuatro años, formó "un grupo de amigos" y lo llamaron Agrupación Centenario. Todos sabían que en algún momento se pondrían al frente de Instituto. Y el momento se dio ahora.

"Si tardamos en decidirnos por entrar al club fue porque nadie quería asumir este rol de líder, de cabeza de grupo. Me tocó hacerlo a mí, pero acá hay un gran grupo de trabajo, de mucha gente importante", expresó Defagot.

Foto Nicolás Bravo.

Sus vicepresidentes serán Daniel Pedraglio y Juan Manuel Cavagliatto. Justamente, los Cavagliatto son una pata clave en esta agrupación, ya que ellos lograron desde la Subcomisión de básquet realizar un trabajo importantísimo que llevó a la Gloria a la Liga Nacional de Básquet.

Aquí está lo más importante: "exportar" el modelo del básquet al resto de la institución, y obviamente al fútbol.

"Vamos trabajar para equilibrar la economía y no tener que mal vender jugadores. Vamos a sostener la plaza en el básquet en Primera. Es un orgullo para nosotros. Pero eso fue un proceso ordenado y honesto. No prometemos ascenso pero si que vamos a trabajar para ascender. Lo vamos a lograr. Somos un equipo trabajador, transparente, responsable y serio. Si ingresan 10 gastaremos 10. No se puede gastar más. Es importante que se hagan socios", expresó Defagot.

Otro objetivo es recuperar La Agustina, esa fábrica de Instituto, que hoy no tiene sus mejores colores:

"Vamos a refuncionalizar y recuperar la Agustina. Podemos hacer. Si ganamos empezaremos a resolver los problemas diarios.Vamos a honrar la deuda con nuestros empleados Hay que recuperar a los socios desilucionados", agregó. 

Las encuestas lo ponen muy por encima

Todos en Instituto están felices por que el socio podrá elegir y habrá dos listas, gracias a la presentación de la agrupación Centenario Glorioso, que tienen en la cabeza a Leonardo Limia.

Pero en las encuestas previas está muy claro que hay una apreciable ventaja para Defagot.

Por ejemplo, en una que realizó el programa partidario El Bar de la Gloria, el triunfo para Defagot es por 76 por ciento a 24%.

Similares números se da en otras encuestas en redes sociales.

De todas maneras, la verdad estará el próximo domingo en las urnas de la Gloria.

La sensación de confianza plena es para la lista que formó Defagot, en la cual hay muchos apellidos importantes y de peso en la historia de Instituto. Que tienen un plan para recuperar a una institución que tiene apenas 4 mil socios al día y un pasivo superior a los 50 millones de pesos.

De una forma u otra, desde el próximo domingo 8 comenzará una nueva etapa en Alta Córdoba. Y todos esperan que sea la salvación.

El plan de gestión

Arreglar el pasado

*Auditar las cuentas que se recibirán de la actual conducción.

*Completar la reestructuración de deudas dentro del concurso preventivo.

*Cumplir con las obligaciones pendientes que no ingresaron al concurso preventivo.

*Diseñar las bases para una planificación financiera integral a largo plazo.

Gestionar el presente

*Garantizar la normal prestación de los servicios brindados a los socios.

*Potenciar el aprovechamiento del predio La Agustina.

*Afianzar los servicios educativos prestados por la escuela.

*Diseñar una reingeniería operativa integral de la institución (amplia participación).

*Establecer una estrecha correlación entre ingresos y egresos de cada actividad.

Pensar en el futuro

*Definir las prioridades en materia de inversiones (amplia participación y respeto a las posibilidades financieras reales).

*Estrechar la cooperación con las entidades federativas de las diversas actividades.

*Abrir canales para favorecer la colaboración de los socios con las acciones de la institución.

*Incrementar el compromiso institucional con la sociedad cordobesa.

*Asegurar un desarrollo sostenible a largo plazo, en planos institucionales y financieros.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo