?>
Deportes

De Liga: Tissera, el 2 de Bella Vista que le dijo no a Talleres por ser hincha de Belgrano

Fernando Tissera juega en Bella Vista y trabaja como cocinero en una lomitería. Con 20 años, lo buscó Talleres pero dijo que no. ¿La razón? Es muy fanático de Belgrano. Su historia.

Hay momentos de la vida donde las decisiones se toman con el corazón y no con la cabeza. Lo sabe mejor que nadie Fernando Tissera, un defensor central que destaca con apenas 20 años en Bella Vista

Y que hace un par de temporadas tomó una determinación que fue un antes y después en su sueño de ser futbolista profesional: cuando Talleres llamó su puerta y lo citó para que se sumara al Matador, dijo que no. Porque su corazón no lo dejó aceptar.

Tissera es fanático de Belgrano y su gran sueño es ponerse la camiseta del Celeste, entonces no pudo traicionase.

“Los colores tiran mucho... Soy hincha de Belgrano y no podía ir contra mis principios. Tuve la oportunidad de ir a Talleres en el año que estuvo el Bocha Maldonado como DT en Bella Vista. Me habían visto, jugué dos o tres partidos contra ellos, me tocó marcar a (Cristian) Pavón y me fue muy bien. Me llamaron, pero agradecí la oportunidad. No podía. Es como que me llamen a jugar de Unión San Vicente. Imposible”, cuenta Fernando, que tiene 20 años y hace siete que juega en Bella Vista, su único club en la Liga Cordobesa de Fútbol.

Tissera, el 2 de Bella Vista que le dijo no a Talleres por ser hincha de Belgrano

“Me llevó a probar un conocido del barrio, quedé en las inferiores y ese mismo año salimos campeones. Al otro año me subieron a reserva y ahí empecé a jugar. Cuando llegó el Bocha Maldonado como DT yo no podía entrenar con la Primera por el colegio y me pidió que trabajara con ellos. Así que me cambié de colegio y dejé los amigos por el fútbol. Tenía 16 años. No la desaproveché a la chance. Jugué todo el año en Primera y casi clasificamos al Federal”, rememora Pichón, como lo apodan todos en el club (“porque cuando empecé a jugar era el más chico. Ahí quedó”).

Mientras sueña con ser profesional, Fernando se gana la vida trabajando como cocinero en una lomitería 2x1. “Trabajo en un lomitos 2x1, soy cocinero. Estoy de 11 a 15 en la cocina, voy a entrenar y entro de nuevo a trabajar de 19 a 00. Es un gran esfuerzo. Acá en la Liga es mucho sacrificio jugar en un club”, cuenta el pibe nacido en barrio Güemes pero que vive en Alto Alberdi.

“Estoy agradecido a mis padres (Gabriela y Fernando) que me han apoyado en todo, me han ayudado en lo que sea. También a mi hermana (Alma) que es chiquita pero entiende cuando vengo enojado o feliz por un partido. Y mi abuela Aurora que siempre me acompaña”, dice. “Me gustaría vivir del fútbol y sacar adelante a mi familia. Y claro, jugar en Belgrano sería el sueño de mi vida. Ojalá algún día se pueda dar”, cerró Tissera, un defensor que no traiciona.

Para leer más historias "De Liga", hacé clic en este enlace.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo