?>
Deportes

De Liga: Fer Cerioni, el 3 de Alberdi que sueña con la "Gloria"

Fernando Cerioni es el lateral izquierdo de Deportivo Alberdi y se gana la vida como tornero. Hincha de Instituto, por las noches sueña que juega en la Glo... Su historia.

Fernando Cerioni apoya la cabeza en la almohada por las noches y sueña sueños de fútbol. El escenario es la cancha de Instituto y él tiene la camiseta número 3 de la Gloria. Y va a trabar con la cabeza, como lo hace cada sábado con la camiseta de Deportivo Alberdi en el ascenso de la Liga Cordobesa de Fútbol.

“Soy hincha de Instituto, he sido socio, tuve que dejar de pagar porque no me alcanza la plata. Cuando me voy a dormir siempre sueño con eso, con ponerme esa camiseta con la cancha llena. Hasta a veces sueño que asciendo. Hace poquito soñé que lo sacaban a Stechina y entraba yo jajaja”, se ríe Fer ante Día a Día.

Cerioni es un lateral metedor y que lucha como todos en la Liga.

“Juegué toda mi vida en Bella Vista, dejé en 2010. No me quisieron dar el pase, no sé por qué, el club estaba inhibido. La única que me quedaba era quedar libre, pasaron dos años y vino un vecino y me avisó que Deportvo Alberdi pedía jugadores en la radio. Allá fui”, dice.

La aventura en Alberdi salió bien. “Yo no conocía al club y fui a probarme. Ya hace un año y medio que estoy... Yo ni sabía donde era la cancha. En ese momento estaba el señor Tevez de técnico. Me vieron, me probaron y me gustó. Eran todos pibes, chicos jóvenes. Fue fácil de adaptarse”, cuenta quien a los 16 años debutó en Primera en Bella Vista, contra Juniors. Y jugó dos años en Primera en el club de su vida.

“Todos los equipos de la Liga tienen un nivel muy parejo. Nosotros estamos en el fondo de la tabla de la B con Alberdi, pero nadie ha sido muy superior. Acá no hay un juego vistoso, las canchas no son lindas. Es correr, meter huevos, mucho contacto. Si me tengo que tirar con la cabeza, me tiro. Es lo lindo de la Liga, me encanta. Nada te llena como la Liga Cordobesa, es única”.

Cerioni, como todos los pibes de la Liga, necesita ganarse el mango por otro lado. Y en su caso, es tornero de oficio.

“Yo trabajo en un taller metalúrgico de un amigo, hace cinco años ya. Estoy en la máquina de torno... Lamentablemente la Liga no tiene fondos para pagarle al jugador. Si te pagan, te dan un viático. Esto es por amor al fútbol, lo sentimos así. No podemos vivir de esto, pero sí disfrutar”, asegura.

“Yo no juego solamente por mi, sino por mi familia, por amigos, y los que no están. Y también para los hinchas rivales, que te putean de lo lindo... Ojalá algún día entiendan que no somos tan burros como nos dicen. Y que no cualquiera juega en la Liga. Hay que tener huevos”, cierra Cerioni. Él los tiene.

“La Liga tiene un nivel muy parejo, sobre todo en el ascenso. Hay que meter y dejar la vida en cada pelota. La liga es hermosa”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo