?>
Deportes

De Liga: Ariel Vía, el goleador de Huracán que fue suplente de Dybala

Ariel Vía es el delantero de área de Huracán de barrio La France. Hizo inferiores en instituto y era suplente de Dybala. Trabaja en una fábrica de calzados. 

“Estoy tirando los últimos cartuchos en el fútbol”. La frase parece dicha por un veterano, pero su autor apenas tiene 23 años. Se llama Ariel Vía y es delantero del sorprendente Huracán de barrio La France, que de ascender a Primera llegó a meterse en la final de la Etapa Inicial de la Primera A de la Liga Cordobesa, que se juega este sábado ante Barrio Parque.

Y ahí todos anhelan que aparezcan los goles de Vía, un pibe que habla como veterano porque ha tenido que caminar mucho por el fútbol. Y aquí sigue, dando pasos adelante, contra todo.

 “Yo arranqué a los siete años en Instituto. Después me vine para Huracán, donde hice casi todas las inferiores. Ahí volví a Instituto, donde estuve tres años más. Y hace dos años estoy en Huracán. Anduve en Buenos Aires probando suerte cuando era más chico, pero las cosas no se dieron”, cuenta Ariel.

“Me probé en Banfield, en All Boys... Me fue bien. Pero el representante tuvo un problema con el club y sacaron a todos sus jugadores. Estuve tres meses en Banfield y pasé a All Boys y no aguanté, me volví. Tenía 16 años”, relata.

“En la Liga Cordobesa debuté en Primera con Huracán con 17 años. En Instituto jugué en 5ª y 6ª de AFA, en Primera local y reserva. Fui de la camada de (Gustavo) Gotti y de (Paulo) Dybala. Yo venía por atrás de ellos, y no tuve muchas oportunidades. Paulo jugaba de enganche, era una cosa de locos. Íbamos a torneos a Rosario y Buenos Aires y todos los técnicos de otros equipos lo pedían. Uno no imaginaba que iba a triunfar tanto pero te dabas cuenta que iba a llegar a Primera”, se sincera Ariel, quien tiene siempre a sus viejos Gabriel y Susana acompañándolo detrás del alambrado, con el mate. “Mi viejo me aguantó las mil y una. Con mi mamá me han seguido a todas las canchas... Les debo todo”, cuenta Ariel, que además tiene dos hermanas: Carolina y María Eugenia.

“Este año terminé la facultad, hice recursos humanos. Fueron cuatro año. Y aparte le doy una mano a mi viejo en una fábrica de calzado, por la mañana. Estoy con los proveedores y todos los trámites. Ahora apunto a conseguir un trabajo de lo que estudié”, relata.

“La Liga nuestra es de las más importantes del interior. En la A hay muy buen ritmo y muy buen pie. Las instituciones están progresando, como Huracán... Se juega con el corazón. Ojalá se pueda lograr que sea más vista, porque realmente hay muy buenos jugadores”, cierra Ariel.

El goleador que dice que está tirando sus últimos cartuchos y al que nadie le cree... Porque nunca se deja de ser goleador.

“Huracán ha mantenido la base del ascenso y tenemos un grupo muy lindo. Se disfruta jugar con estos chicos. El club está creciendo”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo