?>
Deportes

Chamuyo barato en Racing-Talleres

No fue de ninguno. La victoria, como esas mujeres que no son de nadie, no estuvo en el Kempes. Parecía del Matador, pero la Acadé se lo empató con uno menos. Los de Sialle quedaron terceros. Lo de Coleoni, al fondo.

Por José Santiago

Victoria llegó solita. Con un abrigo para paliar una noche de otoño. Esperó por ellos. Se había puesto lo mejor encima porque la promesa fue al hueso: terminar en algún bar apretando de lo lindo. Pero fue al vicio.

Victoria, pese a todo, volvió a creer en Talleres y Racing, apostando otra vez al romance. Como una idiota. Y al final, no fue de ninguno de los dos. El 1-1 se reflejó en su regreso tempranero a casa para mirarse al espejo y preguntarse si ya no seducía como antes.

Candidato I. Talleres era el hombre con clase. La elegancia en los pies de Carabajal-Riaño- Sáez para hacerla sentir distinta después de tantos vagos torpes, sin tacto alguno.

Entonces ella cruzó las piernas para jugar con los ratones de Don Talleres todo predispuesto. Y claro, ganar era quedar puntero en la Fase Campeonato. Entusiasmado, avanzó seguro.

Ella dudó. Y la duda es mal lugar para quedarse mucho tiempo. Le acercó la boca cuando Carabajal la invitó a bailar. Se rieron largo rato imaginando una noche inolvidable. Victoria era igual a punta y punta a pelear por el ascenso a la B Nacional. Se entendieron como si se conocieran de siempre. Talleres creyó que la tenía servida en bandeja, pero durmió.

El candidato II. Desde atrás apareció Racing, ese pibe discreto de poca monta pero mucho oficio. Al que nadie le tenía demasiada confianza en el barrio como para levantarse semejante mina.

Y esperó su turno, sabía que tenía todas las de perder pero a su vez conocía el mejor secreto: Victoria antes de partir, da media vuelta. Y cuando giró, se encontró con Pablo Vilchez girando adentro del área. Y todo cambió de un momento a otro. Fue ese mismo giro el que le dio el empate. El 1-1. Y un respiro grande.

Victoria, ya entregada a la personalidad de Talleres, encontró en la desfachatez de la Academia algo distinto. Otra cosa. Quizá cierta clandestinidad, un aire de pibe sin plata pero rico en historias. Y, tal vez, era lo que necesitaba para saber que no siempre la historia es como uno cree.

Y todos, en el Mario Kempes, quedaron enceguecidos por el humo del ambiente que no pudo ocultar los defectos de uno y otro.
Fue una ráfaga. Ella coqueteó con los dos. Se alejó de ambos. El chamuyo para convencerla le pareció “barato”. Y Victoria los dejó con las ganas. Y a ellos tomándose un taxi que pagaron a medias.

..................

Así quedó Racing

10º. Quedó encima de Santamarina, pero lejos de los puestos de arriba.

..................

Cómo se define

1. Sí, sólo un ascenso directo da el Argentino A. El que termine 1º en esta fase.

...................

Así quedó Talleres

3º. En esa posición está el Matador con , detrás de Crucero y Defensores.

..............................

Unas 30 mil personas

Alto marco anoche en el estadio Mario Alberto Kempes. Unas 30 mil personas estuvieron en un día de semana en la cancha para alentar a sus equipos.

Los de Talleres, obviamente, se fueron más amargados que los albicelestes, que disfrutaron de un empate como si fuera un triunfo. Es que jugar con uno menos casi 60 minutos le dio un condimento diferente y especial al regreso a barrio Nueva Italia.

La zaga de clásicos de la temporada por ahora da cuenta de un triunfo por bando y un empate, el de anoche. Si se tiene en cuenta el choque de Copa Argentina, hay que anotarle un poroto más al Matador.

¿Se pueden volver a las caras? Sí, en el caso de que ninguno logre el ascenso directo en esta fase campeonato del Argentino A.
Igual, todos los que fueron a la cancha sueñan con estar subiendo a la B Nacional de manera directa.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo