?>
Deportes

Cambió la historia en Instituto

El miércoles se fue el presidente Barrera y descomprimió la situación. Asumió Peralta que tendrá el auxilio de un grupo de “notables”. ¿Cómo sigue el club?

El hotel Sheraton fue el escenario donde el miércoles cambió la historia de Instituto. Una vez más. Allí, en esos coquetos salones con aire acondicionado, un miércoles 2 de octubre, pasadas las 13.30, Juan Carlos Barrera dejaba -oficialmente-de ser el presidente de Instituto. Con su orgullo herido. Cinco años después de haber cambiado también la historia. Ya que su ingreso al club resultó ser “aire fresco” para una conducción agotada y con cientos de problemas como era la del ex presidente Diego Bobatto.

Muy lejos queda aquel 27 julio de 2008, cuando superó en la votación a Juan de Dios Castro (del ala “Bobattista”) por una diferencia de 85 votos. En ese sufragio, participaron 1.550 socios de los 2.800 habilitados. Y sí, se abría una nueva etapa. Que terminó por concluir el miércoles, más allá de que gran parte de la conducción del ya ex presidente Juan Carlos seguirá adelante, tratando de ordenar un club minado por una grave crisis económica, y un pasivo de 36 millones de pesos.

El miércoles, hasta cerca del mediodía, el propio Barrera siguió gestionando y buscando ese millón 100 mil pesos que le permitiera pagarle la segunda cuota de la actual temporada de la B Nacional al plantel profesional. Algo que le daba aire para seguir en el cargo, según su criterio. Pero no hubo manera. Entonces, minutos después de las tres de la tarde firmó su renuncia, en carácter de indeclinable, ante el escribano Eduardo Zukauskas. Junto al presidente, renunció su hijo Iván, quien se desempeñaba en el cargo de Secretario de Prensa. Y quien fue su mano derecha en el último tramo de mandato, cuando ya quedaban pocos dirigentes con peso para llevar adelante un club sumido en una tormenta. Hace apenas dos años, Barrera era reelegido con 78,2 por ciento (1265 votos) y estaba rodeado por directivos como José Theaux y Francisco Ruiz.

¿Cómo sigue la historia? El miércoles, ya fue el primer día oficial de Daniel Peralta como presidente de Instituto. Peralta, quien inició su carrera como vocal, llegó a vicepresidente 1º luego de que se produjera un quiebre dentro de la conducción, con el alejamiento de 14 directivos, el 20 de noviembre del 2012. La venta de Paulo Dybala y Nicolás López Macri al grupo económico Pencihill implosionó lentamente todo. Allí se dio el gran quiebre que propició la soledad de los Barrera y la constante caída que culminó ayer con el alejamiento. “La situación cambió por los acontecimientos y las cosas que se decían. Y porque se desea el bien de la institución. Era lo mejor. Hay una mezcla de lo económico, lo político, lo que se dice en los medios... Hay muchas falacias que han dañado todo. El club necesita capital propio. Si se conduce como se venía conduciendo y paciencia, no es difícil de conducir con gente que tenga capital. Quien venga tiene que asegurar consenso y un respaldo económico, porque si no es imposible”, dijo ayer Iván Barrera ante Radio Impacto, tras su salida.

Ahora, con Peralta como presidente y Carlos Giusti como vicepresidente 1º, el Albirrojo tendrá el auxilio de un grupo de ex directivos y allegados a la conducción que aportarán el dinero y sponsors para salir de la urgencia económica.

Está claro, que la salida de Barrera descomprime y oxigena, ya que no tenía vuelta atrás su (mala) relación con jugadores y el DT Kudelka. Y la marcha de los socios en su contra del pasado lunes dejó en claro el descontento popular.

“Hay un grupo de gente que ya está hablada y que ayudará, con dinero y sponsors para salir del momento”, expresó uno de los integrantes de este grupo de auxilio.

De todas maneras, aún resta lo más importante: saber cuándo serán las elecciones. El deseo de Peralta es adelantarlas para 60 o 90 días. Lo cierto, es que es una oportunidad histórica para el club para volver a empezar. Y escribir un nuevo capítulo. Para eso, necesitará la unión de todos. Sólo así cambiará la historia.

A la venta. En octubre de 2011 se vende a Dybala y López Macri en cifra récord. Pero la manera genera polémica y divisiones.

Quiebre. El partido con Ferro (23/6/12) y el no ascenso a Primera marcará para siempre al club. En Primera, sería otra historia.

Renuncias. El 20 de noviembre de 2012 se van 14 directivos y la CD de Barrera tambalea. Sigue, a pesar de la tormenta.

Marcha. El pasado lunes, el socio se manifestó masivamente por la salida del presidente. El miércoles, llegó el punto final.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo