?>
Deportes

Cambió el clima en Instituto

Un empate al final. Los hinchas albirrojos se amargaban ante una derrota, pero lo empató Martín y las sensaciones fueron de alivio al final en Alta Córdoba. ¿Pasó la tormenta? Es el deseo.

Notas relacionadas
- Banca al DT
- 100 veces Chiarini
- Nombre de gol

De repente parece que el cielo se abre. Aunque sea de noche. Algo se puede ver. Unas gotas caen en la frente de un negro que está con las manos en la cabeza y la frente contra el alambrado allá en la Sucre. Rezando. Llorando. Son los minutos finales del partido ante Defensa y Justicia y parece que la tormenta seguirá en Alta Córdoba. Que Instituto terminará un 2013 para el olvido con otra noche de tantas. Con bronca. Con nubarrones. Con rumores de pasillos de aquí y de allá. Con esos comentarios que nunca hacen bien.

Pero no, de repente, la lluvia va a parar. Ya no va a llover. Y la pelota va a ir a los pies de Juan Martín, para que esa derrota injusta y dolorosa se transforme. Y sea finalmente un empate 1-1 ante Defensa en la fecha final de este 2013 en la B Nacional.

Y, claro, cambió el clima para Instituto. Porque se ve con 30 puntos redondeando una campaña que claro que pudo ser algo mejor. Pero no está tan mal para el huracán interno que la dirigencia provocó. Y desde donde recién empiezan a asomar la primera reconstrucción. Hubo un cambio que se vio también en cancha, con un equipo que salió a batallar y dar todo ante el escolta de la B Nacional, que parecía que venía a golear a Alta Córdoba. Pero le pusieron el pecho.

Como la gente, que fue al Monumental lo mismo. A esos no los deja en su casa ni un tornado.

Pero esa jugada desafortunada de Vismara en el primer tiempo demostró que la tormenta puede ser eterna. Quizá ese 13 detrás del 20 en este año que se va sea la mala suerte para Instituto. Ojalá se vaya, anhelan todos por Jujuy y Calderón de la Barca.

Algo de calma. El final del domingo a la noche, pasada las 22.30, cuando ya la lluvia había cesado, encontró a los hinchas de Instituto yéndose con la sensación de que el temporal está pasando. De que tal vez el año que está por venir no sea tan tormentoso. El gol de Martín sobre el final, llevándose la pelota por delante, le terminó dando un empate que pudo ser mucho más, y que dejó a todos con el gustito agridulce de haber tenido al escolta del torneo contra las cuerdas y con muchas chances de voltearlo.

Cuando el juego terminó, el público lejos de reprochar algo, bancó y demostró reconocimiento al valor de sus jugadores, que la pelearon. Seguramente ese cambio de clima ante la figura del técnico es uno de los aspectos que entregó la tormentosa noche del domingo.

La reunión interna entre directivos, jugadores y cuerpo técnico en la que quedó más que claro que el entrenador “es y será Elvio Agüero”, puso blanco sobre negro y despejó cualquier duda.

Los que quieran estar arriba de este barco deberán respetar la figura del canoso.

Y ya el equipo no fue el que venía desenchufado, como ante Ferro, San Martín de San Juan o Independiente. Peor que con Independiente no podía ser.

Instituto se despertó anoche ante Defensa y Justicia. Quizá en el momento justo. Ahora espera otro 2014. Otra historia. Que pase esta tormenta. Que ya no llueva en ese lugar mágico que es el Monumental.

El sol va a volver a salir un día, Gloria. Ya vas a ver.

---------------------------------

Puntos: 30. Quedó séptimo, con ocho menos que el tercero, Independiente, que ocupa puesto de ascenso.

Campaña. El DT. Elvio Agüero dirigió al equipo en 11 presentaciones. Logró cuatro triunfos, cuatro empates y sufrió tres derrotas.

Goleadores. Dos. Juan Martín y Ramón Wanchope Ábila terminaron la primera rueda con siete goles.

2014. Local. Instituto arrancará la segunda vuelta del certamen con dos partidos en casa: ante Douglas Haig y Patronato.

2013. Malo. 27,41% el porcentaje de puntos obtenidos en todo 2013 para la Gloria, incluyendo la 2º rueda del torneo pasado y el actual.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo