?>
Deportes

Bruno Lábaque ya juega otro campeonato

Mete el cambio. Deja este viernes las canchas y se mete de lleno en su cargo de mánager con la meta de modernizar Atenas.

El cosquilleo en la panza aumenta. Es mucha la ansiedad mientras pasan las horas. Bruno Lábaque dice adiós a las canchas, pero nunca se despedirá del básquet.

El cosquilleo y la ansiedad es por el último partido como profesional, este viernes en el clásico ante Instituto.

Pero, también porque Bruno ya está metido de lleno en su nueva función en el club de sus amores.

Lábaque ya arrancó como mánager en Atenas. Y lleva varios días trabajando en el nuevo Verde. Está armando el plantel para la próxima Liga Nacional, y promete modernizar la institución de barrio General Bustos.

“Cuando quedamos sin chances de entrar a los playoffs y salvados del descenso empecé a pensar en cómo ayudar al club. Lo primero que hice fue la fiesta del 79° aniversario... Me empecé a reunir con los dirigentes y me empezó a atrapar cada vez más y ya estoy metido a full”, cuenta Lábaque a Día a Día.

“Voy a ser un nexo entre los dirigentes y el equipo junto a Ricardo (Borsini, el jefe de equipo). Voy a estar muy pendiente de los juveniles con proyección que tiene Atenas”, siguió sobre su nueva función.

“Mi idea es acercar sponsors, armar una campaña de socios y ayudar a finalizar el estadio para descomprimir el laburo que tiene mi viejo (el presidente Felipe Lábaque). Tengo experiencia para aportarle al club”, explicó.

–Después de dos temporadas de Atenas sin llegar a los playoffs cargas con toda la presión de armar un plantel competitivo...

–Al contrario, será más fácil... Venimos de dos años muy malos y peor no puede ser, seguro será mejor, cualquier puesto que terminemos será mejor. Tengo las herramientas para hacer un buen equipo en conjunto con el entrenador, quiero jugadores comprometidos.

El primer movimiento como mánager de los Verdes incluye a los chicos del club. “Renovamos los contratos con los juveniles (Franco Baralle, Mateo Chiarini, Leonardo Lema y Juan Cruz Oberto) que es oro para el club. El entrenador que venga lo hará con el compromiso que los chicos tienen que jugar”, aseguró.

–¿Quién armará el plantel?

–El técnico que venga será el encargado de armar el equipo, con el presupuesto que tenga Atenas. Todos firmarán, desde el jefe de equipo, pasando por el técnico y todos los jugadores, un contrato con reglas de conductas.

–¿Está definido el presupuesto para la próxima temporada? ¿Será un plantel competitivo?
 
–Estamos trabajando en eso. Hay sponsors que ya están, buscamos acercar más aportes, pero sabemos que no sólo con plata se arman buenos equipos, hay que tener tacto para elegir jugadores con ganas de ganar. Nos unimos la vieja guarda exitosa de la dirigencia más la sangre joven que traemos nuevas ideas, vamos a modernizar al club para que Atenas vuelve a pelear arriba. Igual se necesita suerte.
 
DE ADENTRO
 
Lo primero que Lábaque hizo al ser confirmado por el club en la función de mánager fue hablar con Marcelo Milanesio, máximo referente en la historia de Atenas.
 
“Hay que escucharlo a Marcelo, él la tiene clara... Me encantaría que Marcelo se una, pero tiene sus tiempos, lo respeto. Tiene las puertas abiertas de Atenas, como todos los ex jugadores, quiero que se acerquen al club. Atenas hizo grandes a ellos y ellos hicieron grande a Atenas”, confiesa.Lo primero que Lábaque hizo al ser confirmado por el club en la función de mánager fue hablar con Marcelo Milanesio. (Foto: Nicolás Bravo).
 
Y apuntó a un viejo conocido para dirigir al próximo equipo: Rubén Magnano. “Me hubiera gustado que sea Rubén el técnico, pero no salió... Le escribí a Rubén, hablé con el representante (Carlos Prunes) y consideró que no es el momento de volver. Rubén es Atenas, como Marcelo, como Felo, como Pichi, todos son Atenas”, manifestó.
 
Bruno destacó la labor de Osvaldo Arduh, el actual entrenador de los Griegos. “Está en consideración. Estamos agradecido que tomó el equipo en un momento caliente, le cambió la cara, y se animó a poner a los chicos. Así como tenemos el proyecto de potenciar a los chicos, hay que potenciar a los técnicos”, contó el nuevo mánager.
 
ADIÓS A LAS CANCHAS
 
Lábaque le anotó 41 puntos a Regatas el último domingo en el Cerutti, lo que fue su mejor marca en la Liga Nacional. Además, superó a Pichi Campana, y es el tercer máximo goleador en la historia de Atenas en la Liga, en 842 partidos. 
 
–¿No dudaste ni un poquito en los últimos días?
 
–No, nada... Estoy convencido que es el momento de dejar de jugar. Los últimos partidos estoy jugando sin presión, pero tengo casi 40 años y hay que darle lugar a los chicos que piden pista. Soy consciente que si sigo jugando le hago mal a Atenas... Puedo ayudar en playoffs, pero en ocho meses de temporada le haría daño a Atenas. Si me quedo, le haría daño a Franco Baralle... Tiene que ser el segundo base y si sigo será el tercero y no está bueno.
 
–¿Qué sensación te dejaron los últimos partidos?
 
–Me retiró con la sensación que puedo seguir jugando, que le doy pelea a los chicos, y estoy feliz con eso. Me hubiese gustado tener un rol menor, de 15, 20 minutos, pero no se dio... Tengo 40 años y estoy jugando al lado de pibes, lo que muestra que puedo, pero hay muñecotes que dicen que no me cuido.
 
–¿Sentís qué siempre se te miró diferente?
 
–Jugué toda mi carrera en la mira de todos... Por el ser el hijo de... El último tiempo la pasé mal, volvía llorando a casa. Antes las críticas me hacían fuerte, eran mi vitamina, hoy me hacen mal... Mi hijo lee redes sociales y me pregunta ‘¿Pa porque dicen que sos un ladrón?’. La gente es injusta...
 
Bruno se transforma. Su sonrisa habitual se va. Los ojos se le ponen brillosos. “Me puteaban y me decían que salí campeón porque estaba Marcelo Milanesio, pero fui campeón cuando se retiró Marcelo”, confiesa.
 
“Me decían que estaba se joda, pero la gente ni sabía que me pase las horas, muchas veces, en el hospital con mi hija internada. Lo más fácil de todo era, es, echarle la culpa siempre de Bruno. No fue fácil para mi, y estoy cansado, pero si critican a Messi que le queda al resto...”, cierra. El capitán deja la cancha, pero ya está jugando un nuevo partido.
 
“Mi mejor momento fue cuando metí los tres tiros libres en la final con Boca... Fue el primer título sin Marcelo, ese el techo de mi carrera. Lo máximo”.

PIENSA EN UNA DESPEDIDA VERDE
 
A Bruno Lábaque no lo entusiasma un partido despedida, pero tiene un sueño.
“La misma empresa que hace la despedida de Leo Gutiérrez me ofreció hacer la mía, pero no quiero. Si me gustaría hacer un partido con la historia de Atenas, con Marcelo y Mario Milanesio, Pichi, Osella, Oberto, Palla, Olivares, Donald Jones...”, contó. “Me encantaría para que la gente disfrute”, cerró.
 
“Lo peor el último año... La pasé como el orto. Quería dejar de jugar a mitad de temporada, me parecía todo muy injusto, no tenía más fuerza, no dormía”.
 
EL ÚLTIMO ACTO EN EL CLÁSICO CON LA GLORIA
 
Atenas cierra otra mala temporada de Liga Nacional y Bruno Lábaque se despide de las canchas. Será el último partido de la fase regular, desde las 21 (televisa ShowSport) en el Cerutti, ante Instituto en un clásico con mucha atracción.
 
Los Verdes quieren cerrar la Liga de la mejor manera, con una victoria para regalarle en su despedida al capitán Lábaque. Además, buscarán el primer triunfo de la campaña ante la Gloria, que ganó los tres clásicos anteriores: 80-72 en el Orfeo, y 72-69 y 89-60 en el Ángel Sandrín.
 
Para el equipo de Alta Córdoba necesitar la victoria para mantener las chances de escalar al cuarto puesto en la Zona Norte. El elenco de Ariel Rearte marcha con 30 ganados y 25 perdidos y espera que Olímpico (31-24) pierda el clásico con Quimsa. Así quedarán igualados y la Gloria tendrá la ventaja deportiva en el mano a mano del cruce de playoffs.
 
El DT de Atenas, Osvaldo Arduh enfrentará por primera vez a Instituto, el club al que dos años atrás ascendió a la Liga.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo