?>
Deportes

Bruno Lábaque dejó todo y no juega más

Jugó su último partido como profesional, se sacó los cortos, y se pone los pantalones largos para una nueva función en su Atenas.

Cuestión del destino, la suerte, o lo que sea, ante Instituto, los otros colores que lleva bien adentro del corazón, Bruno Lábaque jugó su último partido defendiendo la camiseta de su adorado Atenas.

Dos días después de cumplir 17 años, Bruno debutó en la Liga Nacional.

Fue en la noche del 13 de noviembre de 1994, en Mar del Plata. El club de barrio General Bustos perdió ante Quilmes y aquel juvenil anotó sus primeros dos puntos.

Casi 24 años después, Lábaque se fue del básquet profesional siendo el tercer anotador histórico de Atenas en la Liga.

Quedó por delante del fenomenal goleador Héctor Pichi Campana, uno de sus ídolos, y solo por detrás de Marcelo Milanesio (su otro gran referente) y Diego Osella.

“Bien o mal, al básquet le di todo”, confesó antes de su noche de despedida con la 7 Verde. “Tuve la suerte de hacer lo que soñaba, jugar al básquet... Y hasta me pagaron”, agregó.

Dejó una huella bien marcada. Lábaque es el único jugador que empezó en el mini básquet de la institución Verde y llegó a la elite del básquet argentino.Bruno debutó a los 17 años en la Liga Nacional.

Se va como el tercer con más partidos jugados con la camiseta Verde. Se fue con 843 presencias. Apenas dos enormes leyendas, como Marcelo, con 848, y Osella, jugando 943, lo superan.

En la temporada 2003/2004 jugó en el Rimini de la Segunda de Italia y en la siguiente campaña lo hizo en el Tenerife de la ACB de España.

En la Liga defendió tres camisetas. Jugó en River (2005/2006) y Obras Sanitarias (2009/2010), y las restantes 19 temporadas lo hizo en su querido Atenas.

SE HIZO ESPERAR

Cuatro años después de su debut, conquistó su primer título en la Liga. Fue la inolvidable “barrida” (4-0) a Boca, con consagración en el Luna Park. Repitió en la campaña siguiente, y compartió la última con Marcelo Milanesio, en 2001/2002.

Un año después (2002/2003) encabezó la corona, también ante Boca, tras remontar un 0-2 en contra. Fue clave en el sexto juego, del título, anotando tres libres para ir a la prórroga. “Fue el mejor momento de mi carrera. Fue el primer título sin Marcelo, ese el techo”, destaca.

Y estuvo en la última consagración de los Verdes en la 2008/2009.

También obtuvo dos Ligas Sudamericanas.

Y fue protagonista de la histórica actuación en el McDonald’s Championship. En 1997, ese pequeño club de barrio se convirtió en un gigante mundial y por poco no llega a la cima. Se quedó afuera de la final ante los Chicago Bulls de un tal Michael Jordan.

Lábaque se consagró en Panamericano de Clubes Campeones, una Copa Argentina, un Súper 8, 2 Copas de Campeones, y los tres Atenas International Tournament.

TRABAJO DE OFICINA

Bruno Lábaque cumplió doble función en los últimos días. Mientras jugó los partidos finales de su larga carrera en la Liga Nacional, empezó con su nuevo cargo en Atenas.

Es el mánager de la institución de barrio General Bustos. Primero organizó la fiesta de los 79 años, y está metido de lleno en el armado del plantel para la próxima temporada de la Liga. Todo un desafío.Lábaque ya arrancó con su cargo de mánager del club de barrio General Bustos.

 

SE GANÓ UN LUGAR ENTRE LAS LEYENDAS VERDES
 
La lupa siempre estuvo puesta, de manera más intensa, en Bruno Lábaque. Desde que debutó en la Liga, con 17 años, cargó con todas las miradas.
 
“Juega porque es el hijo del presidente (por Felipe Lábaque)”, decían. 24 años en la elite no lo juega nadie por acomodo.
 
“La culpa es de Lábaque”, achacan en los últimas dos malas temporadas de Atenas. La excusa más fácil.
 
“Las críticas me hacían fuerte, eran mi vitamina”, dijo Lábaque días atrás. Así empezó a construir su leyenda, primero con Marcelo Milanesio adelante, y después sin el Gran Capitán.
 
Los números no fallan. En 19 temporadas con la camiseta Verde entró en la historia grande del club más ganador.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo