?>
Deportes

Bottino: El gol que le hice a Belgrano fue el más importante de mi carrera

RIVAL CONOCIDO. El Pirata recibe este sábado a un Quilmes que viene de ganar con gol de Gastón Bottino. “Es especial, pero porque necesitamos sumar” aclaró el ex T.

Un partido contra Belgrano, y con Juan Carlos Olave en el arco, nunca será uno más para Gastón Bottino.

Es que aquel gol para Talleres por Copa Argentina 2013 le resulta imborrable. Y este sábado volverán a estar frente a frente, en el Belgrano-Quilmes de esta tarde en el Kempes.

–¿Partido especial? 

-Sí, por lo que viví en Talleres, que fue mucho. Y más que nada por la necesidad de Quilmes. Peleamos por mantener la categoría y hay que sumar lo que se pueda.

–El recuerdo de aquella noche será inevitable.

–Fue mi gol más importante. Soñaba con jugar un clásico, imaginate con convertir un gol y que sirva para clasificar... 

–Tendrás un recibimiento especial de parte del público de Belgrano...

–En el semestre pasado me volvieron loco. Cuando vinimos con Quilmes y empatamos 2-2, el día en que (Claudio) Bieler anotó dos. Me silbaron desde que entré a la cancha. Son cosas del fútbol y no pasó más de ahí. De mi parte, nunca me desubiqué. No le faltaría el respeto a ningún club. 

–¿Cómo lo ves al Belgrano de hoy?

–Este equipo es muy diferente a cuando lo dirigía (Ricardo) Zielinski. Trata de salir jugando, intenta más. Sobre todo porque necesita ganar de local. Y a nosotros nos conviene que el rival salga, nuestro estilo es recuperar y ser verticales. De los últimos nueve puntos sacamos siete, venimos de racha. 

–¿Cómo lo toma tu compañero Rigamonti, que deberá enfrentar al club dueño de su pase?

–César está en un momento bárbaro. Lo hacemos trabajar un montón je. Contra Lanús sacó un par de pelotas fundamentales. Es un arquero de muchas condiciones. Ya me había tocado enfrentarlo cuando jugaba en Talleres y el estaba en Sportivo Belgrano. También está en el plantel el Negro (Sergio) Escudero, quien también guarda un buen recuerdo de Belgrano. Se cortó el tendón de Aquiles en la pretemporada y ahora está volviendo. Le hace muy bien al grupo. 

–¿Siguen con aprietos económicos en Quilmes?

–En el semestre anterior la pasamos muy mal. Con la actual comisión nos va mejor. A los jugadores que nos quedamos nos regularizaron los pagos y cada vez que les pedimos algo cumplen. Tenemos que estar tranquilos porque hay mucho en juego para el club.  

De toda la cancha. En la fecha pasada, Bottino anotó el gol del resonante triunfo sobre Lanús. “Mi primer gol en Primera, ya ni me acordaba como se festejaban”, afirmó.

–¿Sos más delantero que otra cosa?

–En la inferiores de Talleres empecé como delantero. En Juniors me pusieron de volante por izquierda. En Estudiantes de Río Cuarto jugué en los dos puestos. Cuando fui a Talleres, Cacho Sialle me utilizó como volante, después Jorge Ghiso me bajó a lateral por derecha y en Quilmes hasta jugué de zaguero, en Copa Argentina contra Unión Aconquija. Lo que más me gusta es jugar más suelto y pensando en atacar. Grelak me ubicaba de lateral y me dejaba pasar al ataque, y ahora volví como volante. 

–Hacía mucho que no convertías pero sos amigo del gol...

–El último lo había hecho en noviembre del año pasado para Brown de Puerto Madryn, donde en total anoté 12 goles. Bastante bien... Como le dije al Cabezón (Gonzalo Klusener), porque él fue goleador en Madryn y metió 10. 

–Más allá de la amistad con Klusener, te sigue tirando Talleres.

–Mucho, vi todo lo que fueron los dos ascensos. El último partido en la B Nacional, con Chacarita fui a la cancha. Somos amigos con el Cabezón y estoy contento de que vuelve a concentrar. También con el Tin Díaz y además mi hermano y mi cuñado son fanáticos de Talleres.

–¿Te gusta el equipo de Kudelka y lo que propone?

–Sí, en los primeros partidos le faltaba ligar mas, pero llegaba como loco. Cuando lo veía mal en los promedios pensaba que estaba para otras cosas y ahora se le están dando los resultados.

–El año que viene lo vas a enfrentar...

–En cancha de Quilmes. Va a ser la primera vez desde que me fui. Un cosquilleo voy a sentir.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo