?>
Deportes

Bella Vista resurge con el empuje de sus dirigentes y el apoyo vecinal

Remodelación. Con la cancha resembrada y con desagües, los vestuarios reformados y la nueva secretaría, el Pocito muestra una nueva cara para que el barrio se sienta orgulloso del club.

Si uno transita las calles de los barrios de Córdoba, puede ver pintados en los postes de luz, en las paredes y en los mismos cordones de las veredas los colores de Talleres, Belgrano en gran parte de la ciudad y, más específicamente por Alta Córdoba y Nueva Italia, los de Instituto y Racing respectivamente.

Pero hay lugares en donde los colores se respetan. Y uno de ellos es en Bella Vista.

Cuando uno apenas entra a esa barriada por calles Arturo M. Bas o Elpidio González, sólo se ve el verde y blanco en todas las cuadras hasta llegar al Pocito, el mítico estadio del club. Es que, después de muchos años, la identidad por esa divisa histórica ha vuelto a los vecinos.

Es que esa entidad histórica de la Liga Cordobesa de Fútbol está recuperándose de a poco de una época de crisis. Hace un año y medio se remató la sede de la calle Alcalá y el club, además, perdió la categoría. Pero en 2016 y en lo que va de 2017, un grupo de dirigentes, hinchas y vecinos se pusieron en la dura tarea de recuperar al querido club.

Con mucho esfuerzo, la comisión encabezada por Carlos Laje, se encargó de empezar, primero a reestructurar el club y, luego, a hacer reformas edilicias que enorgullecen a todos los hinchas albiverdes. El tesorero Walter Mariño es el encargado orgulloso de mostrar las obras a Día a Día.

"Nos costó mucho, casi un año, levantarnos un poco. Tratar de volver a sembrar la cancha aunque no nos hayan dado los tiempos. Juntar a 90 chicos para que participen de las inferiores que nos faltaban porque nosotros teníamos sólo cuarta, quinta y sexta. Nos hicimos cargo y sólo habían esas tres divisiones, después tuvimos la tristeza de que nos remataran la sede de calle Alcalá, también descendimos. El mismo año que nos hicimos cargo nos tocó toda la mala. Si Dios quiere, este año, ojalá que se nos dé. No sé si ascencer pero, por lo menos presentar todas las inferiores, tener indumentaria, balones", contó el directivo.

Y, como recuento de las nuevas instalaciones, agregó: "Antes entrenábamos con tres o cuatro fútbol. Ahora hasta fútbol propio tenemos. Para nosotros es un orgullo. Estamos haciendo la sala de videos, la secretaría. Los compartimientos individuales en los vestuarios, los desagües de la cancha son muy importantes. Ya no se inunda más la cancha. Nos falta mucho todavía".

Y hace su pedido cuando enumera las futuras obras a realizar:

"Además de lo hecho en vestuario, túnel y la secretaría, vamos a pintar la cancha. Tenemos redes nuevas, renovamos los bancos de suplentes. Estamos ahorrando para comprar la pintura y también los arcos de los cebollitas que no los tenemos. Es lo único que nos está faltando. El que nos quiera colaborar con arcos para los chiquitos, bienvenido sea".

El Pocito, llamado así porque es el único estadio en el que ha y que bajar por el también recién pintado túnel para ingresar al campo de juego, está volviendo a tener el brillo de antaño.

Y ese movimiento es respondido por la participación de los vecinos.

"Gracias a Dios el barrio también se reactivó un poco con el club. Vamos a ver ahora cuando empiece el campeonato. Tenemos los chicos de la hinchada que están apoyando mucho. También esperemos que cuando arranquemos nos sigan apoyando. Y darnos la confianza que siempre tuvo este club. Nosotros somos aves de paso. Mañana estarán otros dirigentes y trataremos de dejarle lo mejor posible al club. No como nos lo dejaron a nosotros", recordó el tesorero.

La comisión directiva de Bella Vista, en el inicio de su gestión, tuvo algunos problemas reglamentarios ya que la Liga les exige presentar las divisiones inferiores en su totalidad.

Es decir, de la cuarta a la novena. Además de primera, reserva y su equipo femenino. Justamente las chicas salieron campeonas de la B cordobesa y jugaron una final con Belgrano. Y presentarse con todo en regla es la prioridad.

"Nos hemos comprometido, con la Liga Cordobesa, de que este año vamos a presentar todas las divisiones inferiores. Nos han ayudado con los carnets. Nos dieron los carnets gratis para los chicos. El club se hizo cargo de las revisaciones pero es una gran ayuda. Es muy importante a pesar de la deuda histórica que tiene Bella Vista con la Liga", recordó el tesorero.

Y, a pesar de ser un problema esa deuda con la entidad madre del fútbol cordobés, hay buena predisposición de ambas partes para solucionarlo.

"Hay una deuda grande que ya nos tenemos que sentar en la Liga a ver cómo se puede refinanciar. No le vamos a echar la culpa a nadie porque, en este momento, los responsables somos nosotros. Hay que pagar la deuda porque, en algún momento se le pidió a la Liga y ellos le prestaron al club de buena fe", reconoció el dirigente.

Para don Víctor. Cualquier hincha de Bella Vista que tenga más de 20 años está el recuerdo de uno de los fanas más famosos: Víctor Brizuela.

El periodista siempre hablaba de su querido club albiverde y los directivos lo recuerdan con mucho cariño.

"El querido Negro Brizuela nos ayudaba para viajar. Uno lo molestaba para que nos dé una mano y siempre estaba dispuesto. Al club le dio muchas manos. Seguro que ahora está mirando desde el cielo y está viendo su cancha renovada, pintada, arreglada y con césped que hacía muchos años que no se veía", cerró Mariño emocionado.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo