?>
Deportes

Belgrano tiene objetivos copados

En un semestre muy exigente, uno de los objetivos de Belgrano es llegar alto en la Copa Argentina. Y ya superó dos instancias, para colocarse en octavos de final. Algo que no se daba desde la temporada 2011-12.

En esa oportunidad, el Pirata cayó a manos de Rosario Central por 2-1 en San Juan. Y perdió la chance de acceder a cuartos de final y un cheque de 400 mil pesos de premio. Esteban González, hoy entrenador, fue titular esa noche.

Después vendrían tres ediciones seguidas con eliminación en su primera participación: contra Talleres en 2013 (0-1); Independiente en 2014 (0-2) e Instituto en 2015 (2-4 por penales).

El viernes, también en San Juan, Belgrano dio otro paso firme al vencer a Huracán 5-4 en la definición por penales (1-1 en los 90 minutos) y volvió a instalarse en octavos de Copa Argentina. Y más allá del cheque de 700 mil pesos y el pasaje para enfrentar a Defensa y Justicia, el premio que todos ambicionan en Alberdi y un título y acceder a Copa Libertadores.

“Nos propusimos ganar algo en este semestre”, aseguró Matías Suárez, el fichaje estrella del club de Alberdi. Con el torneo de Primera en el que debe mejorar la pobre imagen de la primera mitad del año, y la Sudamericana como asignatura pendiente para superar la primera fase (el miércoles 24 del corriente enfrenta a Estudiantes en La Plata y el jueves 15 de septiembre la revancha); la Copa Argentina toma cada vez más color en Alberdi.

 

De pasar el siguiente cruce, aún sin fecha confirmada, Belgrano podría toparse con Vélez en cuartos

Esperando al torneo. Tras la festejada clasificación en San Juan, el plantel Celeste vuelve a las prácticas. La lesión de Renzo Saravia, por un pisotón que recibió ante Huracán y lo obligó a pedir el cambio, es una de las preocupaciones del cuerpo técnico. Y también cómo sintió el rigor del partido Mario Bolatti. 

Esteban Gonzalez también espera la confirmación de cuando debuta Belgrano en Primera. Si el torneo se reprograma, será en la Bombonera frente a Boca.  

Sumate a la conversación
Seguí leyendo