?>
Deportes

Belgrano no pudo con Central y se despidió de la Copa Argentina

Cayó por 2-0 en Formosa. Goles de Marco Ruben y Montoya para el Canalla, con Teo Gutiérrez como artífice para el pase a la final. El Pirata jugó con uno menos el segundo tiempo, por la roja a Farré. 

Belgrano lo jugó como si fuera una final pero perdió la semi ante Rosario Central por 2-0 en Formosa, en su despedida copera. Un Canalla que va por el tercer intento de ganar la Copa Argentina ante el rival que surgirá del duelo entre River y Gimnasia de La Plata este jueves.

Goles de Marco Ruben a los 27 del segundo tiempo y de Walter Montoya en tiempo de descuento, ante más de 3.000 Piratas que lo sufren en la tribuna y terminaron con incidentes por el desmedido accionar policial.

El momento clave del partido, la expulsión de Guillermo Farré a los 44 del primer tiempo, por roja directa tras un planchazo a Teófilo Gutiérrez, el desequilibrante de la noche. 

Antes del incio de la semi, hubo un sentido minuto de silencio por la tragedia del Chapecoense.

 

Y al minuto, el griterío Pirata pidiendo penal, porque encaró Lértora y Salazar lo bajó en el área. Pero Baliño lo ignoró.

El arranque de Belgrano fue dominante, ahogando a Central en la salida y con protagonismo. Con Suárez muy enchado y el equipo muy metido.

Por eso a los 6 Suárez habilitó a Velázquez, de frente al arco y pisando el área. Zurdazo cerca del travesaño.

Pero Teo Gutiérrez empezó a hacer de las suyas y tuvo un encontronazo con Olave. Y el arquero la sacó barata, porque cacheteó al colombiano y el árbitro sólo amonestó a ambos.

 

Lento para los penales Baliño, no así para las amarillas, porque en una contra tras una pelota que perdió Etevenaux, amarilla para Lema. 

Y del rebote del tiro libre de Montoya, el propio volante la puso en el techo del arco.

A los 17 respondió Belgrano con otra muy clara. Pase profundo de Suárez a Velázquez, el extremó dudó un segundo y se quedó sin ángulo. Y su envió al corazón del área no encontró ni a Bieler ni a ningún receptor.

El partido era intenso, con dientes apretados, como si fuera la final. Mucho trabajo para el árbitro, no tanto para los arqueros.

Después del inicio a toda orquesta de Suárez, el partido cambió de manos porque apareció Lo Celso y para complicar. Y a los 39 Gissi cabeceó en las narices de Olave, pero a las manos del arquero.

Eso sí, el Oreja reapareció eb escena a los 40 y tiro dos caños seguidos.

Pero el cierre de la etapa vino con complicaciones para Madelón y compañía. Es que Farré, contrariado en toda la primera etapa, le fue con los pies en plancha a Teo y vio la roja directa.

 

Una baja sensible para Belgrano, en inferioridad numérica para toda la segunda parte.  

 

 

 

Madelón se reacomodó con lo que tenía en cancha. Etevenaux más cerca de Lértora para colaborar en la obstrucción, y Suárez más recostado sobre derecha.

Había que aguantar pero Belgrano lo hacía desde el orden, pero obligaba al sacrificio a su jugador más lúcido. Al rato ingresó Álvarez Suárez, para ser un socio.

Y Central trataba de encontrar el hombre de más, con Gutiérrez jugando un partido aparte y Montoya preocupando con sus trepadas, aunque con un Marco Rubén todavía ausente. 

El que casi sacude las redes fue Lo Celso, con un remate que superó la estirada de Olave. Y sacudió el palo.

En el peor momento el que casi abre el marcador fue Bieler, tras un conejo que sacó de la galera Suárez., Pero el derechazo dentro del área se le fue ancho.

Hasta los 25 Belgrano se las compuso para disimular que estaba con uno menos. Y se animaba con las contras, sostenido por Suárez y con las corridas de Velázquez.

Pero a los 27 apareció Ruben y fue sinónimo de gol. Teo corrió una pelota perdida y la devolvió al corazón del área. Y el goleador estaba preparado para facturar. 

 

Madelón quemó las naves. Sacó a Álvarez y mandó a la cancha al Picante, para que Velázquez se desdoble por izquierda. 

Y con esa vergüenza el Pirata trató de hacer la heroica. Incluso con conductas indebidas como la de Lértora al no devolver un lateral. Era una final para Belgrano y a así la jugaba.

Al final, apostando a un centro salvador para Beiler, para el Picante, para Óbolo. Con lo que le quedaba y haciendo sufrir a Central hasta la última gota por el triunfo.

Hasta que armó la contra Teo en la última bola de la noche, pase gol a Montoya que desairó a Olave y definió con enorme categoría.

 

Belgrano terminó resignando sus chances en lo que era su partido del año. Mostró coraje y dignidad. Le faltó gol una vez más y la cabeza fría para aprovechar sus momentos. Y no le alcanzó ante un rival oportunista que supo como golpear y como ganar.

 

Formaciones

Belgrano: Juan Carlos Olave; Sebastián Luna, Cristian Lema, Lucas Aveldaño y Federico Alvarez; Nahuel Luján, Guillermo Farré, Federico Lértora y Jorge Velázquez; Matías Suárez y Claudio Bieler. DT: Leonardo Madelón.

Rosario Central: Sebastián Sosa; Víctor Salazar, Dylan Gissi, Marco Torsiglieri y Cristian Villagra; Walter Montoya, Mauricio Martínez, Giovani Lo Celso y José Luis Fernández; Teófilo Gutiérrez y Marco Ruben. DT: Eduardo Coudet.
 
Goles: ST, 27m Marco Ruben (RC) y 47 Walter Montoya (RC).
 
Cambios: ST, 11m Gastón Álvarez Suárez por Etevenaux (B), 20m Washington Camacho por Fernández (RC), 31m César Pereyra por Álvarez (B), 33m Jonás Aguirre por Villagra (RC), 42m Germán Herrera por Lo Celso (RC) y 43m Mauro Óbolo por Lértora (B).
 
Amonestados: Olave y Lema, Bieler, Álvarez Suárez (B); Gutiérrez, Lo Celso, Sosa (RC).
 
Expulsado: PT, 44m Farré (B).

Arbitro: Jorge Baliño.

Estadio: Antonio Romero (Liga Formoseña de Fútbol).

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo