?>
Deportes

Belgrano, a la hora de elegir

Este sábado son las elecciones en el club de Alberdi. El oficialismo, impulsado por Armando Pérez, postula al actual vice, Jorge Franceschi. La lista opositora es encabezada por Santiago Montoya. Hay 15.800 socios habilitados.

Nuevo Resurgir del Corazón Celeste. En definitiva, más allá de las dos listas que compiten hoy, Belgrano necesita ambas cosas: un reposicionamiento porque parece aletargado y lo que era una sólida gestión del oficialismo ahora muestra grietas. Y latir con fuerza, con el corazón que siempre distinguió a los seguidores del club de Alberdi. 

Tras dos décadas, los socios volverán a elegir autoridades para conducir a Belgrano por los próximos tres años. Por un lado, Jorge Franceschi, actual vice, encabezando Nuevo Resurgir con el aval de Armando Pérez, el presidente más exitoso en la historia del club.

 

 

Y un contendiente que hasta no hace tanto tiempo se presentaba como un colaborador de Pérez, un aliado y hasta un posible sucesor en el cargo: Santiago Montoya. Con un discurso más vertical y la ambición deportiva como bandera, Montoya armó su lista y pondrá al oficialismo frente a un pulseada electoral por primera vez.

 

La última compulsa electoral fue el 21 de diciembre de 1997. Eduardo Schroeder venció a Pérez Lanzeni. Votaron 480 socios.

Las propuestas. Nuevo Resurgir apunta a la continuidad de lo iniciado por Armando Pérez, cuando llegó al club en 2005 como gerenciador. Esto es seguir progresando en lo institucional e intentar mejorar en lo deportivo, que fue el talón de Aquiles en la última temporada y se hizo sentir más porque, por sobre todo, Belgrano es fútbol. 

Con una renovación importante, al nutrirse de grupos de apoyo como Amas Belgrano, de donde provienen el vice primero Sergio Villella (destacado empresario del rubro inmobiliario), y Juan Colomé, el vice tercero. Por su parte, Ramón De la Rúa, es sobrino de Jorge, presidente de Belgrano en la década del ‘70 y de recordada gestión. Se incluyó a Juan Carlos Olave para la función de Director Deportivo.

Y Pérez formaría parte de algunas de las Subcomisiones que se crearán en caso de que gane su lista.

Santiago Montoya, a su vez, plantea cuatro ejes en su plataforma. Primero quiere un "blanqueo" de la situación financiera de Belgrano. Puso como ejemplo que en su momento se trajo a Leonardo Madelón porque no se podía afrontar el costo de un cuerpo técnico más oneroso, y que ahora se contrató a Sebastián Méndez, un DT que puede ser considerado de los “caros”. Y también que la remodelación del Gigante demoró más de lo previsto porque falta el dinero (unos 40 millones de pesos, según estimó) para finalizarla.

Además, apunta al éxito deportivo y puso a consideración a un grupo de referentes para conducir el fútbol.

Luis Chiche Sosa como Director Deportivo; José Luis Villarreal como asesor; Germán Martellotto como nexo entre las Inferiores y el plantel superior y Marcelo Bonetto en el área formativa.

Y habló de una exploración de nuevos y mejores sponsoreos y de otra política en la venta de jugadores 

A votar. Las urnas en el Gigante de Alberdi estarán abiertas de 8 a 19. Podrán votar los socios con la cuota al día, de más de 18 años y con un mínimo de un año de antigüedad. Deberán presentar DNI y carné de socio. Están habilitados 15.800 socios.

 


Los candidatos: Jorge Franceschi tiene 48 años. Casado, con dos hijas. Es profesor de Historia. Ex jugador de rugby en el Tala. Llegó a Belgrano en 2005 como mano derecha de Armando Pérez, por entonces gerenciador, y para la parte administrativa. Con la normalización del club tras la quiebra, y en la lista elegida por los socios, ocupó el lugar de vicepresidente primero. 

Santiago Montoya. Socio de Belgrano desde 1970, como el mismo se describe. Tiene 57 años, hijo de Santigo y Estela. Graduado en Ciencias Ecomómicas. Mecánico y amante de los fierros. Un hijo, llamado Santiago. Ex titular de Afip y del Arba (Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires). También fue presidente del Grupo Banco Provincia. 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo