?>
Deportes

Belgrano, favorecido con el 0 a 0 con Boca

No lo vieron. Pompei y su juez de línea no convalidaron el gol de Blandi. Una a favor del Celeste.

Mirá la galería de fotos

Ir a la Bombonera representa uno de los partidos perdibles de antemano. En semejante escenario los fallos arbitrales inclinan la cancha, las jugadas dudosas son falta para el local y las que ocurren dentro del área, penal. Y a llorar al campito. Por eso el revuelo por el gol legítimo que no le cobraron a Boca, apenas iniciado el cotejo, y que benefició a Belgrano.


Corrían un par de minutos y el equipo de Bianchi salió con el orgullo herido por la goleada en San Juan y por el opaco presente. Tiro libre a pedir de Juan Román Riquelme, una ejecución exquisita y la pelota que se estrelló en el travesaño. Con Olave por el suelo y vencido, el rebote le quedó a Nicolás Blandi, quien no le dio de lleno pero alcanzó a empujarla. Y el balón pasó la línea de sentencia, más allá del veloz cierre de Luciano Lollo para despejar. Todos gritaron gol, era gol, pero Juan Pablo Pompei, de flojo arbitraje, se apoyó en el asistente número uno Javier Uzía, y este no convalidó el tanto.


“Ya no se puede hacer nada. Es como el off side de Independiente. Estaba dos metros adelantado y Brailovsky no levantó la banderita… Es como la mano del miércoles en Toluca, que después vino el gol. Qué vamos a hacer, no sirve lamentarse”, planteó Carlos Bianchi.


“Tengo que creer que no lo vio. Si no, entraría a desconfiar y no se puede”, añadió el Virrey, inmerso en la impotencia por la racha de nueve fechas sin triunfos del Xeneize.


“La pelota entró, fue un gol evidente”, coincidió Matías Caruzzo, zaguero de Boca, quien a su vez recordó que el alevoso penal que cometió contra Barcelona de Ecuador por la Libertadores lo había sido y el árbitro lo ignoró.


Lo cierto es que justo cuando está en auge la polémica por los penales que le otorgan a Talleres en el Argentino A, el que ahora se vio favorecido por un fallo arbitral fue Belgrano.


Después, Pompei repartió errores para los dos lados, propio de una actuación deficitaria, y a cinco del final no sancionó una clara falta a Lucas Pittinari, que por poco termina en gol de Boca. Allí sí se iba a ver perjudicado el Celeste.


Pasó Belgrano por la Bombonera, fue sólido y hasta pudo haberse llevado todo. Y salió indemne gracias a algo que no es lo habitual, porque lo favoreció una decisión arbitral.

Otro paso a la Copa. Con el empate Belgrano alcanzó los tan mentados 50 puntos en la temporada y se mantiene a 12 puntos del primero de los que no clasifican a la Sudamericana, en este caso Colón. Y está a 11 de San Lorenzo, el último de los que ingresa.


Justamente, el Cuervo fue de los que se acercó con el triunfo. También River, que se impuso en Mendoza y quedó a un punto de la B. En cambio, Racing sigue a dos.

Era gol. La imagen capturada de la TV Pública despeja las dudas. La pelota ya había traspuesto la línea de sentencia cuando Lollo llegó al cierre. Zafó la B.

Tres. El último gol que sufrió Belgrano fue ante Arsenal, hace tres fechas. Después, igualó en cero con Godoy Cruz, goleó a Quilmes y empató con marcador en blanco frente a Boca.

Racha de seis. Tras la igualdad en la Bombonera, Belgrano acumula seis partidos sin perder: dos triunfos y cuatro empates.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo