?>
Deportes

Atlético Tucumán regresó al país y sus hinchas le ofrecieron una cálida recepción

Fue recibido con calidez por un grupo de hinchas agradecidos por la clasificación a la tercera fase de la Copa Libertadores de América.

Atlético Tucumán regresó este jueves al país luego de la odisea que vivió en Quito, y fue recibido con calidez por un grupo de hinchas agradecidos por la clasificación a la tercera fase de la Copa Libertadores de América tras dejar en el camino a El Nacional, de Ecuador, al que superó por 1-0.

"Estamos agradecidos por el recibimiento de la gente. Lo que conseguimos es para ellos y está bueno que lo disfruten", destacó el delantero Fernando Zampedri, figura y autor del gol que permitió al "Decano" tucumano lograr el triunfo el martes por la noche para obtener la clasificación, luego de haber empatado en el partido de ida jugado en Tucumán (2-2).

El equipo tucumano llegó al aeropuerto Benjamín Matienzo de la provincia norteña alrededor de las 6 en un vuelo que lo trasladó desde Guayaquil (en esa ciudad se alojó y solo fue a Quito para jugar el partido) y fue recibido por los hinchas que le agradecieron la histórica clasificación a la tercera fase de la Libertadores, instancia en la que se eliminará con Junior de Barranquilla, en cruces de ida y vuelta a jugarse el 16 de febrero en Colombia y una semana más tarde como local.

"Lo de los hinchas es impresionante, la gente no nos deja de sorprender. Se siente muy identificada con este equipo y eso ayuda mucho", comentó el defensor Bruno Bianchi, rodeado por hinchas que aguardaban al plantel desde las 4 con camisetas, gorros, vinchas y banderas.

El equipo dirigido por Pablo Lavallén, que participa por primera vez en un torneo internacional, podrá seguir haciendo historia si elimina al Junior colombiano, ya que eso le permitiría ingresar a la fase de grupos.

La clasificación a la última fase adquirió ribetes de hazaña debido a los serios problemas que tuvo el "Decano" para llegar desde Guayaquil a Quito, al punto de que casi no se presenta a jugar el partido ante El Nacional, que comenzó con una hora y media de retraso y por eso el equipo ecuatoriano ahora reclama los puntos.

Todo se originó por un problema con la documentación del chárter que trasladó a la delegación desde Tucumán hasta Guayaquil, donde permaneció desde el domingo pasado. Ese inconveniente impidió que el vuelo privado saliera con rumbo a su destino final, Quito, lo que retrasó en casi tres horas el traslado del plantel, que llegó al estadio Atahualpa 45 minutos después del horario previsto para el comienzo del partido.

Por un momento se especuló con la posibilidad de que la Conmebol suspendiera el partido y le otorgara la clasificación al local sin jugar, pero eso finalmente no sucedió y el encuentro arrancó una hora y media más tarde del horario oficial.

Además, los jugadores y el cuerpo técnico se trasladaron en un vuelo de línea pero no pudieron llevar los elementos de utilería, de manera que jugaron el partido con la ropa oficial del seleccionado argentino que fue cedida por el plantel del Seleccionado argentino Sub 20 que se encuentra en Quito jugando el Sudamericano de la categoría.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo