?>
Deportes

Así está el clásico más parejo del fútbol argentino

Belgrano y Talleres vuelven a cruzarse, y esta vez será en Primera División, después de 15 años. En un historial muy emparejado, el repaso en detalle del clásico cordobés.

Tantos años tuvimos que esperar esto. Pero volveremos a vivirlo, por fin, este sábado.

El clásico cordobés se disputará, después de 15 años, en la máxima categoría del fútbol argentino.

Belgrano recibe a Talleres con hinchas únicamente celestes, en el Kempes, a las 16.

La última vez que se habían cruzado en Primera División, fue el 21 de abril de 2002. Sí, hace muchos años.

En aquel partido, el Matador ganó 3 a 1 en el ex Estadio Chateau Carreras, con los goles de Eduardo Escobar (2) y Federico Astudillo. El gol del Pirata lo marcó Darío Zárate. 

Pero, a pesar de este dato lejano, el clásico de la ciudad se jugó por última vez, de manera oficial, en marzo de 2013.

Aquella noche, en el ya bautizado Mario Alberto Kempes, La T se impuso por 1 a 0 con gol de Gastón Bottino. El partido correspondía a los 32vos de final de la Copa Argentina.

Más allá de todo, lo concreto es que el duelo Belgrano-Talleres es el más parejo del fútbol nacional.

Si se cuentan partidos oficiales y amistosos, se enfrentaron 390 veces. Los encuentros por AFA, en total, han sido 35. Y si se agrupan todos los choques, el Celeste aventaja al Matador en sólo ¡dos! triunfos.

Increíble la paridad que existe entre los dos clubes cordobeses.

El Pirata ganó 132 partidos y La T 130. Esa es la mínima diferencia entre ambos.

Para tener dimensión de esto, vale comparar con algunos otros clásicos argentinos: Boca Juniors ganó 13 veces más el Superclásico que River; Rosario Central le lleva siete victorias de ventaja a Newell's; Estudiantes le saca 13 triunfos de diferencia a Gimnasia; y Atlético de Tucumán tiene cuatro victorias más que San Martín, en el clásico tucumano. 

Máximo goleador. Miguel Antonio Romero es el máximo artillero del clásico cordobés, con 28 goles. La "Wanora" jugó en Talleres entre los años 1955 y 1968.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo