?>
Deportes

Argentinos se comió a River y le ganó 2-0

Tremendo. El de Caruso se comió al del Pelado Díaz 2-0. Newell’s juega hoy y se puede escapar.

Impresionante. Insospechacho. Argentinos se comió a River y le ganó 2-0 y alimenta su sueño de seguir en Primera.


No hubo mucho para destacar en el primer tiempo en el Maradona. Argentinos, con la lucha en la zona del descenso y el Millo en la pelea por el campeonato. Pero esa primera mitad transitó en la imprecisión por momentos y la falta de oportunidades para ambos en las áreas. Hacia el descanso, el disconformismo de los hinchas y de los protagonistas fue elocuente. Más en el Bicho al menos quedó esa mueca de satisfacción por mantener la ventaja que tiene con Independiente en los promedios.


Mucho pelotazo y poco juego fue la base de un partido decididamente malo. En el complemento fue uñas y dientes. El Bicho como podía intentaba, aguantaba. River, poca claridad conceptual y muchos pases largos, para la corrida de Luna o Funes Mori. Pero nada más. Hasta que Rogelio se encontró con una chance inmejorable a los 32 del ST. Pero Fernández fue tan enorme que le tapó bien un remate furibundo.


Pero tres minutos después, Argentinos encontró los caminos en Julio Barraza que tomó el balón tras un centro y fusiló a Barovero. Iñíguez tuvo el segundo, pero el arquero voló espectacularmente. A poco del final, Rodrigo Gómez hundió a River con el 2-0 que determinó un triunfazo del Bicho.

De lo peor del torneo. Sí, no hay cómo mirar el rendimiento tan dispar de Boca Juniors. El equipo de Bianchi se debate en los últimos lugares de la tabla y ahí mismo está Vélez. Ambos empataron 1-1 ayer en la Bombonera. Federico Insúa abrió de tiro libre a los 13 del PT, mientras que a los 35 empató Nicolás Blandi. Juan Sánchez Miño fue expulsado en el local a 7 del final. La paradoja es que tanto Boca (14 puntos) y Vélez (15) están coronando un peor torneo que el que hace Unión, ya descendido a la B Nacional

Sin público, con disturbios. El fútbol nuestro de cada día ofrece siempre algún ribete insólito a lo largo de cada una de las fechas. Ocurrió en el mediodía de ayer, en Santa Fe. Unión (ya descendido) le ganó 1-0 a Colón el clásico de esa ciudad por el gol de Damián Lizio a los 7 del ST. El encuentro, con las tribunas vacías, por razones de seguridad no fue suficiente para evitar los disturbios e incidentes que se produjeron en el marco de este encuentro (ver sección policiales, página 20). Una cosa insólita.

Ay, Rojo. Argentinos Juniors le sacó cinco puntos a Independiente en la tabla de los promedios y está muy cerca.

Un lunes para Newell’s

En el cierre de la fecha, la expectativa se traslada a esta noche, a las 20, ya que Newell’s visitará a All Boys. El equipo de Gerardo Martino goza de un momento muy especial. Está en las semifinales de la Libertadores y peleando el campeonato. Con el juego de esta noche, de ganar, el equipo del Tata le sacará seis puntos a River y a Lanús que ambos no pudieron ganar ayer. Con ello, a falta de nueve unidades para el cierre del Final se le abre un panorama con más comodidad en la lucha final.


A las 18, en Victoria, Tigre será local de San Martín de San Juan que tiene la clara urgencia en los promedios del descenso. El elenco local apenas está de mitad de tabla para abajo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo