?>
Córdoba

Vuelos de la muerte: Devoto declara mañana

Está acusado de haber diagramado vuelos de la muerte desde la pista de Campo de Mayo, entre 1976 y 1977. Los testigos son exconscriptos.

El exfuncionario provincial Alberto Devoto será sentado este jueves ante la jueza federal Alicia Vence, quien le leerá los cargos por los cuales está detenido: su presunta participación en los vuelos de la muerte, mecanismo de exterminio que consistió en arrojar al mar desde aviones militares a detenidos-desaparecidos.

Este miércoles, dos exaviadores se negaron a declarar. Se tratadel exsegundo jefe del Batallón de Aviación Militar de Campo de Mayo Delfis Ángel Malacalza (79) y el exoficial de la misma unidad militar Horacio Conditi (78).

El jueves cumplirán el trámite Alberto Luis Devoto, quien se desempeñó como jefe de Inteligencia del batallón, y el exjefe de esa dependencia Luis del Valle Arce, quien ya estaba detenido.

Los dos primeros imputados escucharon este miércoles los cargos de la imputación: "Su accionar consistió en disponer de todos los medios materiales y humanos que a su alcance se encontraban (para permitir que ingresaran al Batallón) un número indeterminado de personas -en distintos tipos de vehículos-, que previamente habían sido detenidas ilegalmente, y que se dirigieran directamente a la pista de aviación, donde siempre había una aeronave preparada -generalmente- en horario nocturno, y de la forma más oculta posible las hacían subir".

La acusación siguió: "En la mayoría de los casos, y antes del despegue de las aeronaves, a estas personas se les inyectaba una droga con el fin de adormecerlas y facilitar la tarea posterior que consistía en arrojarlas al mar para terminar así con sus vidas, de modo tal que sus cuerpos no pudieran ser hallados. El último paso de este mecanismo de exterminio consistía en que al regreso de estas naves, el personal subalterno las limpiara para elimnar cualquier tipo de evidencia -vómitos, sangre, vísceras, etc.- que pudieran -eventualmente- hallar las personas que no fueran parte de ese plan".

Se especula que los mismos cargos les serán leídos este jueves a Devoto y Arce. 

Los cuatro están imputados por el asesinato de Ramón Arancibia, Juan Carlos Rosace y Adrián Enrique Accrescimbeni.

Arancibia fue secuestrado el 7 de mayo de 1977 y su cuerpo fue devuelto por el mar -adonde había sido arrojado desde una aeronave- y encontrado el 24 de febrero de 1978 en Santa Teresita, provincia de Buenos Aires. Las otras dos víctimas eran estudiantes secundarios del Colegio Mitre de San Martín y fueron secuestrados el 5 de noviembre de 1976, vistos luego en el centro clandestino El Campito y cuyos cuerpos fueron encontrados a fin de aquél año en la costa del Río de la Plata, a la altura de Punta Indio, partido de Magdalena. En esta ciudad, cabecera del distrito, sus restos fueron inhumados como NN en el cementerio Local, según informó el Ministerio Público Fiscal de la Nación.

Devoto fue un estrecho colaborador del gobernador De la Sota, a quien conoció en Brasil en 1990, cuando ambos coincidieron en la embajada argentina. Luego, Devoto, retirado con el grado de coronel, fue asesor de DLS en el Senado y funcionario del Gobierno provincial. De la Sota se mostró sorprendido por la imputación, puesto que el nombre del exmilitar no aparecía en ningun expediente, sino hasta ahora.Por su actuación en la Guerra de Malvinas, Devoto fue condecorado.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo