?>
Córdoba

Una visita guiada al campanario María Auxiliadora

La Municipalidad organizó una visita guiada hasta el campanario de la iglesia María Auxiliadora y Día a Día llegó a lo más alto para mostrar a la ciudad desde un lugar especial.

Videos: mirá un video con el recorrido y otros con testimonios de los visitantes.

El bullicio constante del tránsito de la Colón se transforma en un eco suave bajo tierra, en la cripta de la parroquia María Auxiliadora. Allí, el miércoles pasado unos 40 vecinos fueron turistas en su propia ciudad en un recorrido que organizó la Muni con la tentadora propuesta de ver a Córdoba desde el campanario de la iglesia.

La cita fue a las 10 sobre la explanada del templo, cuya fachada, con 36 metros de altura, no pasa desapercibida ante nadie. El recorrido comenzó por la cripta y sus altares, con paradas especiales para admirar al Cristo de la Buena Esperanza y a la imagen del beato argentino Ceferino Namuncurá, que tiene un lugar destacado en la parroquia por ser salesiano.

Iglesia construida por la orden de Don Bosco, se comenzó a levantar en 1915 y hasta la fecha no tiene final de obra.

Sus murales albergan obras de los pintores Salvino Spinato, Luigi Morgari y Armando Cica, pero lo más impactante está en sus torres, desde donde repiquetean todos los días sus potentes campanas.

Para llegar, primero hay que subir hasta el techo de la iglesia y recorrer sus balcones desde el altar hasta el ingreso, de donde nace una intricada escalara caracol de ladrillos y cemento.

Antes “de hacer cumbre” en el campanario hay un descanso que está justo detrás de la imagen de la Virgen María Auxiliadora, a más de 20 metros del piso, y para llegar a la terraza hay que trepar otra escalera caracol, ésta más angosta y débil que la anterior.

Desde arriba, la vista de Córdoba es muy distinta. Deslumbra la Plaza Colón con su fuente y el follaje verde de los árboles. También sorprende la prolijidad del trazado de la calle homónima, los techos del Hospital de Clínicas, los puentes del Suquía y las solitarias torres que imperan en la altura de la ciudad: la Ángela y la de Capitalinas.

La visita emocionó y sorprendió a los vecinos y a los turistas, que separados en grupos de 10 llegaban a lo más alto de la iglesia María Auxiliadora.

Desde la Muni valoraron como “muy positiva la experiencia para que los vecinos se interesen por el patrimonio cultural de la ciudad”, y prometieron más actividades similares para este año.


Sumate a la conversación
Seguí leyendo