?>
Córdoba

Villa El Libertador: se acercan las elecciones en el barrio de Córdoba

Diferentes espacios políticos se disputan el control del centro vecinal de un barrio gigante. Todos apuntan a los problemas de infraestructura.

Uno de los barrios más grandes de la ciudad y que concentra una gran actividad política por parte de los vecinos será este domingo 18 el escenario de la elección más importante del año: la de autoridades del centro vecinal de Villa el Libertador.
 
Son varios los espacios políticos que ponen sus fichas en el control del centro de esta barriada, que en las elecciones a intendente de 2015 fue clave para el movimiento ADN que lidera Tomás Méndez. Desde ese espacio, durante el 2016, se respaldó a un grupo de vecinos para que presentaran un amparo contra la Municipalidad por el desborde de pozos negros. 
 
Hoy, parte de Villa El Libertador está declarado en emergencia ambiental por este problema, y la promesa de la Muni de activar obras de infraestructura mantiene en vilo a los vecinos. 
Desde la Dirección de Políticas Vecinales de la Muni advierten la importancia de esta elección. Habrá tres colegios habilitados para votar y las listas estarán en Boleta Única (sistema que debutó el 25 de septiembre en la elección del centro vecinal de Nueva Córdoba). Se espera que asistan cerca de cinco mil votantes a las urnas, cuando el promedio general para estos comicios es de 1.000.
 
Los candidatos que se presentan para esta elección hacen hincapié en convertir al centro vecinal en un punto de referencia para ayudar a los vecinos a solucionar los problemas de infraestructura que tiene el barrio. 
 
La lista 3 es la más vinculada al radicalismo. La lidera Cristina Páez, hija del subdirector del CPC de Villa el Libertador, Hugo Páez. La vecinalista asegura que el barrio quedó detenido en el tiempo, y que es necesario hacer gestiones para que la situación mejore.
 
“Queremos que los vecinos vuelvan a creer en el centro, porque venimos de dos comisiones que quedaron acéfalas. Nuestra conformación política es plural, de hecho mi padre también fue presidente del centro vecinal del barrio. Lo que notamos ahora es que hay mucha presencia de punteros políticos, eso antes no pasaba”, cuenta Páez.
 
El Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac) se mete en la pulseada. Aldo Ortega, candidato de la lista 2, también apunta sobre el abandono que sufre el barrio, pero asegura que su lista no quiere sacar un rédito político del centro vecinal: “Somos un grupo de vecinos que trabajamos en Crese, ya demostramos que queremos mejorar el barrio limpiando espacios verdes. Tenemos buenos empleos, nos interesa que este espacio funcione, no queremos saltar a la política”. 
 
Por otro lado, hay un frente liderado por La Cámpora y el Movimiento Evita. Se trata de la lista 1, que encabeza Micaela Cano: “Nuestra propuesta apunta a sacar del olvido al barrio, tenemos graves problemas sanitarios y ambientales. Somos un grupo de vecinos proactivos que queremos un barrio digno”.
 
La lista 4, encabezada por Analía Pedraza, está respaldada por el Movimiento Obrero, mientras que la lista 5 es netamente vecinalista y la lidera Mónica Becerra. 
 
Por otro lado, el Movimiento ADN, que se perfilaba como un jugador fuerte para esta elección, no llegó a presentar una lista. 
 
Estos comicios tienen otro condimento: cuatro de los cinco candidatos para hacerse cargo del centro vecinal son mujeres. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo