?>
Córdoba

Villa El Libertador, otra vez con presión judicial

La Justicia reunió a vecinos, Muni y Provincia para conocer por qué continúan los desbordes de pozos negros. Hoy, nueva audiencia para pensar soluciones. 

La emergencia sanitaria en Villa El Libertador por el hundimiento de pozos negros por el incremento del nivel de napas caducó en febrero. En el Concejo Deliberante el bloque ADN pidió que la medida se prorrogue pero el oficialismo lo rechazó. La semana pasada una niña cayó a una cámara séptica mientras jugaba en el patio de casa y los problemas persisten, por eso ayer la Justicia citó a una audiencia a la Municipalidad y la Provincia. 

La cámara que preside el juez Ángel Gutiéz es la que tomó un amparo presentado por los vecinos el año pasado y la que intimó varias veces al Estado para que tome cartas en el asunto. 

La audiencia que se desarrolló este jueves, motivada por los últimos acontecimientos, tuvo como fin conocer en qué estado está el barrio. 

Asistieron vecinos y los responsables del Palacio 6 de Julio y el Panal en llevar una solución a este problema que afecta a más de 500 familias.

Para este viernes, está prevista una nueva audiencia para determinar qué tareas técnicas deben asumir la Municipalidad y la Provincia. En este caso, la Cámara estará acompañada por sus asesores en la materia, entre los que se encuentran especialistas de la Universidad Nacional de Córdoba.

La solución a largo plazo ya fue anunciada por el intendente Ramón Mestre: la construcción de la red de cloacas para el barrio, pero en el mientras tanto se tienen que definir medidas de mitigación para que las aguas servidas que rebalsan de los pozos negros dejen de contaminar las casas de los vecinos y las calles del barrio. 

Extender la emergencia. En la audiencia de ayer, los vecinos le pidieron a la Justicia que inste a la Municipalidad a extender la emergencia sanitaria en Villa El Libertador. 

Erika Acuña, una de las referentes de la comisión de vecinos que se conformó para lidiar con este problema, contó que durante todo el verano la Municipalidad incumplió con los desagotes periódicos de los pozos negros que debía hacer en la zona afectada. 

Además, explicó que lejos de estar solucionado el problema se mantiene igual: “Cada vez que llueve empiezan a rebalsar los pozos negros, es un peligro para todos. Y los vecinos siguen cayendo a las cámaras sépticas sin que nadie haga nada. No hay postas de Bomberos o Defensa Civil, como pedimos hace un tiempo para que nos auxilien con celeridad cuando se dan estos casos”.

Relevar el peligro. Además de la solicitar la prórroga de la emergencia, los vecinos plantearon que se extienda el área de la misma, pero que además se realice un estudio de los pozos negros de cada una de las viviendas afectadas para delimitar zonas de riesgos. 

“En muchas viviendas o patios caminás o golpeas el piso y sentís que está hueco abajo. Se tienen que dar soluciones definitivas porque el cualquier momento vamos a sufrir una tragedia”, aseguró la mujer. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo