?>
Córdoba

Vender un usado cuesta más que comprar un cero kilómetro

Las enormes facilidades para adquirir vehículos nuevos conspira contra la posibilidad de vender coches usados. Así, los precios ya han bajado entre el 10% y el 20%.

Las fuertes y permanentes promociones, descuentos y planes largos sin interés para la compra de vehículos cero kilómetro han convertido a la venta de autos usados en un verdadero dolor de cabeza para sus propietarios. 

Es que con tantas facilidades para llegar a un coche nuevo, adquirir un usado ha dejado de ser tan atractivo como hasta hace un tiempo. Así lo reconocen las propias concesionarias cordobesas de autos usados, quienes explican que el problema lo padecen incluso aquellos que buscan comprar un cero kilómetro: adquieren un coche nuevo, pero no saben qué hacer con su auto viejo. 

“Debido a la política agresiva que implementaron las terminales con los cero kilómetro, con fuertes bonificaciones y créditos a tasa subsidiada, el usado quedó marginado del mercado”, le dijo a Día a Día Germán Scaramuzza, presidente de la Cámara del Comercio Automotor de Córdoba (CCA).

Los números son elocuentes. Una persona interesada en comprar un usado de, por ejemplo, 150 mil pesos, puede hoy con ese mismo dinero (o menos) hacer una entrega para un cero kilómetro que cuesta 250 mil pesos y financiar el saldo en 24 cuotas fijas sin interés o a tasas subsidiadas (del 7 ú 8 por ciento anual).

De esa manera, las curvas de ventas de un segmento y otro vienen siendo muy dispares desde hace ya un año. Efectivamente, en todo 2016, mientras los patentamientos de autos cero kilómetro crecieron un 14,1 por ciento en Córdoba, las transferencias de usados cayeron un 18,1 por ciento. 

Precios para abajo. Como consecuencia de todo esto, el precio de los usados se ha acomodado obligadamente a la baja en los últimos meses, a pesar de la resistencia de los propios dueños.

Según Scaramuzza, recién en enero de este año la tendencia mostró signos de revertirse, una vez que los precios de los autos usados bajaron a la nueva realidad de un mercado en el que comprar un cero es mucho más fácil que años atrás.

“El usado se está acomodando necesariamente en el tema precios. Todos los usados se desvalorizan más rápido, por el hecho de que los cero kilómetro tienen grandes propuestas de precio y financiación”, sumó por su parte Sebastián Parra, integrante de la CCA y referente del sector en Córdoba.

Así, en los últimos dos meses, el precio de los usados bajó entre un 10 y un 20 por ciento respecto de los valores que tenían a finales de 2016. “Las concesionarias ya estamos con los precios ajustados. Al que le cuesta mucho entender la nueva realidad del mercado es al vendedor particular”, afirmó Parra.

Por la concesionaria. El primer impacto sobre el nivel de precios de los usados se sintió en las concesionarias de vehículos cero kilómetro. Hoy, estos centros de venta reciben los usados entre un 20 y un 30 por ciento por debajo del valor de referencia que publica la revista Infoauto. Incluso, muchos concesionarios se niegan hoy por hoy a recibir vehículos de modelo 2012 hacia atrás.

Arriba y abajo. En 2016, la venta de 0 KM creció en Córdoba 14,1%. Por el contrario, las transferencias de usados cayeron estrepitosamente un 18,1%.

En busca de mejores planes

Frente a una realidad de un mercado en el que la compra de autos cero kilómetro tienen tantos incentivos, los concesionarios de usados están negociando con bancos públicos y privados nuevos planes de financiación para alentar la venta de estos vehículos. 

Hoy, la opción más conveniente es la del Banco de Córdoba, que ofrece préstamos de hasta 200 mil pesos, y plazos de 24 a 48 cuotas. Pero las tasas de interés, aunque convenientes, están muy por encima de las ofrecidas para los cero kilómetro: 27 al 31 por ciento.

“Estamos negociando con bancos públicos y privados nuevos planes con tasas más bajas, incluso por debajo del 20 por ciento, con la idea de hacer más atractiva la compra de usados”, adelantó Germán Scaramuzza, titular de la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

Eso, más la baja de precios y la expectativa de que las terminales no puedan sostener por mucho tiempo más las agresivas promociones para los cero kilómetro, podría abrir un nuevo escenario para los usados.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo