?>
Córdoba

Vecinos de Yacanto tapan los pozos de la ruta 228

Se cansaron de reclamarle a la Provincia que repare la carpeta asfáltica y este viernes salieron a cubrir los huecos con tierra.

Yacanto de Calamuchita y sus alrededores son un paraíso al pie de las Sierras Grandes. Ríos de montaña con agua azul, truchas, árboles, aire fresco y serrano. Para llegar desde Córdoba hasta la localidad hay que conducir poco más de 100 kilómetros, pero el camino al edén está plagado de peligros, o mejor dichos, pozos.

Desde Santa Rosa hasta la localidad los baches sobre la ruta 228 son incontables. Para conducir por este camino hay que bajar la velocidad y se requiere buena muñeca para manejar en zigzag, por una traza mano única -y todos los peligros que ello implica-, y por esto los vecinos de Yacanto decidieron tapar este viernes varios de los pozos.

Vecinos de Yacanto de Calamuchita taparon los pozos de la ruta 228 (@cristiansosab). 

La movida comenzó a las 9.30 y se sumaron unas 70 personas en 50 vehículos. Con tierra y palas, taparon algunos de los cráteres en el tramo que consideran el más peligroso, a unos site kilómetros antes de la localidad.

"Todos los días tenemos algún caso de una llanta reventada, o un tren delantero que no sirve más. Pero lo más grave es que son frecuentes los accidentes de motociclistas y automovilistas, que por esquivar un pozo terminan perdiendo el control de sus vehículos. Ya no sabemos cómo pedirle a la Provincia que se ponga a trabajar en esta ruta", le contó Cristian Sosa, vecinos de Yacanto, a Día a Día. 

La preocupación se acrecienta por estos días porque está próxima la temporada de verano y a partir de fines diciembre se incrementa el tránsito en la ruta. 

Por la 228 se puede acceder a las localidades de Yacanto de Calamuchita, El Durazno, San Miguel de los Ríos e Inti Yaco, entre otras. 

Cristian asegura que el único fin que persiguen es prevenir una tragedia: "Es evidente que el gobernador mira al techo, necesitamos una solución porque no queremos ir a velorios". 

A raíz de estos inconvenientes, los vecinos plantean ser atendidos por el legislador departamental o por autoridades de Vialidad de la Provincia, y aseguran que recurrirán a donde sea necesario para ser escuchados.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo