?>
Córdoba

Una multitud marchó en Córdoba en repudio al 2x1 que beneficia a represores de la última dictadura

Cientos de miles de personas marcharon en todo el país contra el fallo de la Corte. El Congreso limitó el 2x1 y su aplicación quedó en el “limbo”.

“No importa de qué partido seamos, no importa por quién votamos; estamos unidos contra el repudiable fallo de la Corte Suprema”. Ese fue el mensaje que en la noche del miércoles se repitió en la multitudinaria marcha convocada por los organismos de derechos humanos. Miles y miles de cordobeses coparon anoche las principales avenidas del Centro y Nueva Córdoba, y dirigieron sus cantos a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que hace una semana, con un polémico fallo, habilitó el 2x1 para un represor, sentando jurisprudencia para casos similares. 

La marcha fue convocada por los organismos de derechos humanos, y tuvo el acompañamiento de todo el arco político. Ramón Mestre, Alejandra Vigo y dirigentes de todos los partidos estuvieron entre los asistentes que caminaron desde el Patio Olmos hasta los Tribunales Federales. Cuando la columna llegó al palco, la multitud cubría hasta la Plaza España.

Aunque Mauricio Macri había gambeteado expresarse públicamente por el controversial fallo de la Corte, este miércoles, en coincidencia con el resultado de distintas encuestas que señalan el amplio repudio a la resolución judicial, el Presidente repudió el cómputo del 2x1 y celebró la ley que limitó su aplicación, sancionada a último momento y (casi) por unanimidad el Congreso Nacional. 

En la marcha realizada en Buenos Aires, Estela de Carlotto dijo que la ley sancionada por el Congreso la llenaba de esperanza. Es que la norma para limitar el “2x1” de los represores será una barrera infranqueable para los condenados por delitos de lesa humanidad que quieran ser beneficiados, según explicaron a Día a Día expertos consultados. 

Limbo judicial. “Técnicamente los pedidos (de los represores condenados) seguirán su curso”, indicó Carlos Gonella, el fiscal federal encargado en Córdoba de responder todos los pedidos de “2x1”. Gonella anticipó que se opondrá a los pedidos de los represores, por lo que seguramente sus defensores apelarán y el trámite irá a instancias superiores. Y, hasta que lleguen a esas instancias, probablemente ya esté en vigencia la ley aprobada en tiempo récord por el Congreso.

De esta manera, como la ley tiene muchos “vericuetos” e interpretaciones según cada Tribunal (nomás cabe señalar el inédito hecho de que todos los tribunales inferiores del país se le “plantaron” a la Corte Suprema, que es el máximo órgano judicial, y rechazaron de plano, en algunos casos por “inconstitucional”, su fallo que beneficia a los represores), las discusiones por los beneficios a los represores entrará en un “limbo” judicial en el que habrá discusiones técnicas, políticas y jurídicas que pueden tardar años, y en el que los condenados por lesa humanidad no tienen viento a favor, considerando el enorme rechazo social que causó todo esto y sus avanzadas edades. 

Entre los argumentos de Gonella para oponerse se encuentran “que la Corte violó normas de raigambre superior” al fallar a favor de los represores. “No respetaron acuerdos del derecho internacional”, explicó Gonella, en coincidencia con la opinión de Naciones Unidas, que reclamó al Estado argentino por no aplicar el Pacto de Roma, que fija en qué casos el superior de Justicia de un país puede otorgarle beneficios a los genocidas. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo