?>
Córdoba

"Una lluvia provocó una de las mayores tragedias ambientales de Córdoba"

Lo dijo Francisco J. César, un especialista en gestión ambiental de la UES21, respecto del aluvión que inundó la planta de residuos peligrosos. "Deja en evidencia una gran falencia de diseño", agregó.

"La suma invertida por muchas empresas de Córdoba e incluso compañías de otras provincias que contratan a Taym S.A. como operador (de residuos peligrosos) asciende a millones de dólares anuales. Sin embargo, una lluvia provocó una de las mayores tragedias ambientales de las que se tendrán registro en la Provincia de Córdoba".

Lo dice Francisco J. César, director de la Licenciatura en Gestión Ambiental de la Universidad Siglo 21 (UES21), fundador de Grupo Consultor Conciencia y docente de la cátedra de Control de la Contaminación del BAC-Spinoza.

Las palabras de César, licenciado en Gestión Ambiental, fueron publicadas este miércoles por la revista de la UES21, Indentidad 21.

Según el especialista, Taym "es el mayor operador de residuos peligrosos de Córdoba y las empresas abonan estos costos con el objetivo de que sus residuos queden inmovilizados". Sin embargo, "el predio se inundó y su dique de contención realizado a partir de un talud de tierra cedió frente a la presión del agua, lo que provocó que miles de litros de agua escurran libremente". Y agregó: "La corriente de agua trasladó físicamente residuos fuera del predio".

Para César, "es altamente probable que los contaminantes hayan perdido su inmovilidad y hayan sido trasladados por la escorrentía superficial o por la infiltración hacia el suelo o las napas".

En relación con los residuos peligrosos involucrados (cromo hexavalente, zinc, cobre, selenio, cadmio, plomo, arsénico, mercurio, cianuros inorgánicos, fenoles, entre otros), César dice que "en su mayoría no son biodegradables; esto quiere decir que no se convertirán con la acción del tiempo y de los procesos naturales en un compuesto no contaminante, sino que son persistentes. Se asentarán en el suelo o en las aguas provocando polución en los seres vivos que interactúen con esos recursos, ya sean plantas o cultivos que utilicen esa agua y ese suelo o los animales que coman esas plantas o beban esa agua, ya sea superficial o subterránea extraída desde una perforación. A su vez los contaminantes son bioacumulables, es decir que van adquiriendo concentraciones más elevadas a medida que avanza por la cadena trófica, por ello son tan peligrosos para las personas ya que nos encontramos al final de esta cadena".

También cargó contra el el secretario de Ambiente y Mitigación de Cambio Climático de Córdoba. "Argumentó en una entrevista radial que una lluvia de esa intensidad tiene una frecuencia de aparición de 500 años. Esto, lejos de aliviar las reponsabilidades, deja en evidencia una gran falencia de diseño, ya que se conocía que una precipitación así era probable y además el diseño de ingeniería para una planta de tales características debe estar preparada para los eventos extremos registrados e incluso poder tolerar aún más. Para volver a contextualizar, Taym es uno de los depósitos de residuos peligrosos más grandes de la Provincia de Córdoba".

El texto completo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo