?>
Córdoba

El turno tarde se hace la chupina en los dispensarios

Durante el verano, tiene horario reducido la mayoría de los centros de salud que funcionan por la tarde. Aseguran que es por falta de personal. La Municipalidad ensaya un nuevo esquema de licencias.

“Cerrado por vacaciones”. Tranquilamente este podría ser el cartel que acompañe la puerta de muchos de los dispensarios vespertinos de la ciudad. Es que la mayoría de los centros de salud –que habitualmente funcionan por la tarde– tiene horario reducido en verano por falta de personal. El problema no es nuevo (se repite los últimos años), pero recién se podría corregir en 2015, con la implementación de un nuevo sistema de licencias.

“Todos los años pasa lo mismo. Tenemos que cerrar por la tarde porque nos quedamos sin personal. En este dispensario hay un solo médico clínico que trabaja después del mediodía. Pero cuando está de vacaciones, no hay quien atienda el consultorio”, contó un empleado del Centro de Salud Número 6 de Villa Rivera Indarte. En vacaciones, el dispensario funciona por la mañana, a excepción de dos días en los que un pediatra atiende hasta las 16.

La situación se repite en la mayoría de los centros de atención primaria de la ciudad de Córdoba. La semana pasada, el gremio de los municipales (Suoem) había dicho que 20 de los dispensarios de atención vespertina tenían horario reducido debido a la falta de personal. Y en el Hospital Pediátrico (ex Casa Cuna) una vez más hubo colas de madrugada para sacar el certificado escolar (trámite que podría realizarse en un centro periférico).

En 2010, 45 de los 96 centros de atención primaria de la ciudad funcionaban por la tarde. De ellos, cinco (Villa El Libertador, Guiñazú, Maldonado, Argüello y Ferreyra) atendían las 24 horas. Sobre la base de ese listado, este diario realizó un relevamiento telefónico. Y detectó que el 75 por ciento de los dispensarios vespertinos funciona con horario reducido.

Así, 12 de los 16 dispensarios contactados reconocieron tener horario “recortado” por vacaciones. La causa fue común: el personal está de vacaciones y no hay quien lo reemplace. En el caso del centro de salud 41 de Villa El Libertador, el horario fue reducido por falta de adicionales de policía. Pero el problema estaría resuelto la semana próxima, indicaron fuentes de la Secretaría de Salud de la Municipalidad (ver aparte).

Por fuera de la muestra quedaron otras instituciones, como las de barrio Bella Vista y Don Bosco, que sólo funcionan por la mañana pero que cuando el médico falta no hay quien atienda.

Estacional. Hay otra cosa que es cierta: durante enero y febrero la demanda de los dispensarios no es la misma que en épocas de pleno invierno, con las gripes. “A veces estamos repletos. Otras en cambio estamos más tranquilos”, explicaron desde el centro de salud número 8 de Acosta. En Villa Rivera Indarte agregaron: “La demanda es relativa. Algunos días, muchos vienen por golpe de calor o quemaduras complicadas”.

A esto se le suma la demanda por el certificado escolar. La mayoría de los usuarios prefiere tomarse un colectivo y viajar hasta un centro de alta complejidad (ex Casa Cuna o Misericordia) porque allí al trámite lo realizan completo. No todos los dispensarios cuentan con fonoaudiólogos, oftalmólogos y odontólogos, controles que se requieren para el ingreso a la escuela.

 

"Hay que analizar caso por caso"

Leandro Dionisio, actual director de Atención Primaria de la Salud de la Municipalidad, dijo estar al tanto de la reducción de horarios de algunos dispensarios y aseguró que visitará uno por uno cada centro. “Vamos a destinar tres días de la semana para ir a los barrios y conocer la realidad de las unidades de atención primaria. Ya comenzamos por el sur. Necesitamos hablar con la gente y con el personal para ver qué cosas tenemos que ajustar”.

Dionisio es especialista en psiquiatría y asumió la semana pasada. Reconoció que en verano hay centros que cierran por la tarde pero aseguró que la demanda se reduce. “Es raro que la gente se enferme en enero y febrero. No tenemos el pico de atenciones de mayo o julio, por ejemplo”.

Respecto a los relevos, el funcionario aseguró que es difícil conseguir pediatras para reemplazar cargos en los 98 centros de salud. Y dijo que evalúa un nuevo sistema de licencias: “Nos vamos a encargar de que exista un reemplazante para cada trabajador que salga de vacaciones. Nos cuesta conseguirlos pero vamos a encargarnos de que los centros no tengan que cerrar”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo