?>
Córdoba

Tras el hallazgo sin vida de su mujer, retoman la búsqueda de Ramón D’Virgilio

Se retomó la búsqueda en la zona de Las Salinas, donde se unen los límites entre Córdoba, Catamarca y La Rioja.

Un equipo táctico especial retomó este martes a la mañana el operativo de búsqueda de Ramón D’Virgilio (72) el hombre que, el pasado jueves, había partido desde San Juan en automóvil junto a su esposa, Rosalía Arbo (72) con destino a la casa de unos familiares de la localidad cordobesa de Jesús María. La mujer fue encontrada sin vida ayer en la zona de las Salinas Grandes, en el norte de la provincia.

El fiscal Martín Bertone, a cargo de la investigación, manifestó que en las primeras horas de esta mañana se retomó la búsqueda en la zona de Las Salinas, donde se unen los límites entre Córdoba, Catamarca y La Rioja.

“Es una zona inhóspita, de difícil acceso”, manifestó a los medio locales el funcionario judicial al referirse al lugar donde ayer fue encontrado el cuerpo sin vida de la mujer que viajaba junto a su esposo en un Renault 9.

El cuerpo de la mujer “no presentaba signos de violencia ni agresiones”, confirmó el fiscal Bertone, no obstante manifestó que en horas de esta tarde los médicos forenses realizarán la autopsia correspondiente para determinar la causa de la muerte.

Bertone no descartó la posibilidad de que el matrimonio haya equivocado la ruta y luego se haya extraviado, y que como la mujer tenía algunos problemas de salud pudo haberse descompensado y su esposo fue en busca de ayuda.

Asimismo dijo que la mujer pudo haber fallecido entre las últimas horas del jueves y la madrugada del viernes.

El matrimonio había partido el jueves desde la capital de San Juan hacia Jesús María para visitar a unos familiares, trayecto que habitualmente lo hacían desde hacía uno diez años, y el último contacto que un familiar tuvo con ellos fue el mismo jueves a las 19.30 y que, según ese familiar, habían equivocado la ruta.

 

El cuerpo sin vida de la mujer estaba junto al automóvil estacionado en un camino rural de las Salinas Grandes, y de su esposo hasta el momento nada se sabe.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo