?>
Córdoba

Se espera una importante crecida del Río Suquía, tras la apertura del dique San Roque

Tras la apertura del dique, temen por los barrios en las zonas más bajas. Se espera una importante crecida del río en las próximas horas.

Luego de las precipitaciones y la apertura de las dos válvulas del dique San Roque, se espera una gran crecida en el río Suquía durante este miércoles. Así lo confirmó el titular de Defensa Civil municipal, Hugo Garrido.

Se observa con “mucha preocupación” el nivel del agua, ya que se debe actuar con agilidad si existen “desbordes mayores”. Según se explicó si el agua sube podría afectar a los barrios “más bajos”, como Bajo Yapeyú, Villa Urquiza, Villa Warcalde y el Bajo Pueyrredón.

“La situación en la ciudad se va mejorando gracias a que paró la lluvia, pero vamos viendo muy de cerca los avances del río”, indicó el funcionario a Día a Día. Pese a que llovió de manera intensa durante varias horas, se estima la caída de unos 60 milímetros en la ciudad. Aunque en algunos sectores, como Ferreyra, llegó a los 80 milímetros.

El temor del ingreso del rio a algún sector de la ciudad, se debe a que en la tormenta del pasado 15 de febrero, en el Bajo Yapeyú llegó a unos 150 metros adentro del barrio.

“Estamos trabajando con intensidad, buscando evacuados y tratando de responder a los llamados que nos hacen los vecinos por calles inundadas, algunos autos complicados y sobre todo casas en las que no es seguro estar”, indicó Garrido.

Los vecinos que sufren las inclemencias del tiempo no responden a un solo sector, explicaron, aunque la zona sureste es la que debió defender más del agua.

“Los 57 evacuados hasta ahora, se detectaron principalmente por llamados de vecinos”, dijo el funcionario. Además recordó que 20 personas fueron las primero en ser trasladadas al Polideportivo de la ciudad. Sucedió el miércoles por la madrugada desde el barrio Policial. También hay evacuados en los barrios Santa Isabel II, Villa Libertador y Barrio Comercial.

Córdoba en Emergencia. Tras los diversos daños ocasionados por las precipitaciones y fuertes vientos el intendente Ramón Mestre decretó el alerta y la emergencia climática en la ciudad de Córdoba. La medida se establece por 48 horas y se pide a los vecinos "hacer un uso racional de la energía eléctrica y del agua potable, evitar la disposición en la vía pública de residuos domiciliarios para evitar la obstrucción de bocas de tormenta, así como escombros u otros residuos que puedan ocasionar atascos, y extremar las precauciones por el peligro de cables caídos de la red eléctrica y caída de árboles y ramas", indica el texto.

 

 

 

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo