?>
Córdoba

Tocalli: Ningún dato nos dice que aumentó la pobreza

El ministro de Desarrollo Social dice que la pobreza afecta a un tercio de la población y que la demanda de asistencia social es igual a la de 2016.

Como su primo Hugo– exarquero y campeón del Mundo como DT de la Selección sub 20–, Sergio Tocalli es de Monte Buey, pueblo del que fue intendente. Es íntimo de Carlos Massei, actual ministro de Gobierno, con quien comparte profesión: bioquímico. Desde hace dos meses dirige el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, la primera trinchera en la emergencia alimentaria. A diferencia de su primo y de su amigo Massei, Tocalli escribe poesía y novelas.

–¿Cuál es la lectura que hace el Gobierno del 40,5 por ciento de pobreza medido por el Indec en Córdoba?
 –No discutimos el número. Sin duda nos sorprende, sobre todo la diferencia que hay con el Gran Rosario, que es un espejo donde nos miramos. Sí advertimos que no hay coincidencia entre el número del Indec y lo que nosotros plasmamos: con 40,5 por ciento deberíamos notar mayor convulsión y una demanda creciente de asistencia.

–¿Tienen estadísticas o parámetros de asistencia que confirmen un aumento de la pobreza?
–No son estadísticas, pero sí tenemos un padrón único de beneficiarios de programas sociales que nos permite seguir de cerca la asistencia. Y en líneas generales, ese padrón nos dice que un tercio de la población está en situación de pobreza y que la demanda de asistencia social es muy similar a la que tuvimos 2016.

Es primo de Hugo Tocalli, campeón del Mundo como DT de la Sub 20  (fotografías Nicolás Bravo).

–Al conocerse el porcentaje de pobreza se debatió quién es el “padre de los pobres”: Nación, Provincia o municipio.                                                                               –La pobreza de un país depende de las condiciones macroeconómicas: se pueden hacer todos los esfuerzos desde la Provincia o el municipio, pero el control de la inflación y la reactivación de la economía son responsabilidades de la política nacional.

–¿Cuántos indigentes son asistidos por la Provincia?
–Tenemos unos 69 mil familias, que es el número de beneficiarios de la Tarjeta Social (600 pesos para compra de alimentos). Llevamos entregadas 55 mil, y la demora tiene que ver con que algunos municipios no terminaron los análisis socioambientales. Junto con las salas cunas, el Paicor y el programa de Más leche más proteína, conforman un nucleo de programas para asistir a los indigentes.

–Las organizaciones sociales han endurecido sus reclamos en las últimas semanas. ¿Cuál es la postura del Gobierno?
–Tenemos dialogo con las organizaciones que cumplen un rol donde al Estado le cuesta llegar. También existen algunas que se asemejan más a un partido político que a una ONG. Las únicas respuestas que da el Ministerio son en el marco de los programas que están en marcha. Atendemos necesidades de personas, no de organizaciones. Sí damos asistencia a comedores y merenderos que algunas organizaciones tienen, bajo la figura de ONG.

–¿Las organizaciones piqueteras reclaman este año mayor asistencia al Estado provincial?
–No hay una demanda superior a 2016. En todas las edades, desde el embarazo hasta el adulto mayor, hay programas para contener situaciones de emergencia. Si las organizaciones piden incorporar beneficiarios, no tenemos problemas en agregarlos.

–¿Cuál es la evaluación política que hace de los piquetes como método de protesta?
–Hay organizaciones que tiene representación nacional y hay otras mas pequeñas, con reclamos puntuales (desde tierra hasta alimentos). Cortar calles es un derecho que les asiste, pero no cedemos ante un corte. La sociedad está molesta (con los piqueteros) porque siente que todos pasamos por un momento difícil. Creo que debe haber libertad de reclamar y discutir en la calle, aunque sin atentar contra las libertades de otras personas.

Además de político, escribe poesía y publicó dos novelas. Incursionó en la música y el teatro (Foto Nicolás Bravo).

–¿Cuáles son los bolsones de pobreza más preocupantes en la ciudad?
–Hay entre 20 y 30 puntos críticos en la ciudad, que coinciden con los cuadrantes considerados “zonas rojas” de la inseguridad. Son lugares donde el Estado no está o no estuvo en los último años. Y cuando el Estado no está da lugar a que llegue la droga. Lo crucial es atender esos sectores. A partir de ahí se puede ordenar a toda la comunidad –dice Tocalli.

Respecto de la urbanización de las villas La Tela, El Tropezón, Villa Inés-El Trébol, Barranca Yaco-Bajo Pueyrredón y Hermana Sierra-Cooperativa 28 de Noviembre, que se anunció en enero de 2016, Tocalli dice que el proyecto está en ejecución y lo terminarán durante 2018.

"La expectativa con Macri no se cumplió"

“Desde lo institucional hay una apertura al diálogo y un respeto a las instituciones, de eso no hay dudas. Por otro lado, el Gobierno nacional no encuentra la pata mas importante: el crecimiento económico. Incluso los votantes de Cambiemos no están satisfechos con el crecimiento económico. El termómetro es que la gente tenía una expectativa que no se está cumpliendo, aunque todavía Macri tiene crédito para encontrar la salida correcta”, dice Tocalli de la gestión de Mauricio Macri.

–¿Seguirá el desembarco de kirchneristas en Unión por Córdoba?
–Mucha gente que perteneció al Frente para la Victoria ya se sumó a Unión por Córdoba, tanto dirigentes como desde las bases. Hay una pertenencia de los K con el PJ, y el gobernador Schiaretti expresa ese modelo para que se sumen los compañeros. Es un proceso que seguirá. Si De la Sota quiere, él será nuestro candidato en octubre.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo