?>
Córdoba

Tarjeta roja al azul que pare

De la Sota echará al policía que en el futuro haga un paro. Confirmó el plan de becas para chicos Ni Ni. Y anunció que hay aval nacional para entubar el Canal Los Molinos-Córdoba.

El policía o agente penitenciario que haga paro será echado, habrá audiencias públicas para que la sociedad opine sobre cada ascenso en la Policía y la persecución de las drogas dependerá directamente de la Fiscalía General y no del jefe de Policía, con la creación de la llamada Fuerza Policial Antinarcóticos (FPA).

Estos fueron los principales anuncios del gobernador José Manuel de la Sota en materia de seguridad los más esperados luego de narcoescándalo y los saqueos del 3 y el 4 de diciembre, en la apertura de sesiones legislativas.

De blanco, con un estricto operativo de seguridad en el exterior y las gradas colmadas por La Militante, la agrupación de jóvenes delasotistas que responden a su mujer, Adriana Nazario, De la Sota se mostró duro con los policías díscolos al presentar su proyecto antimotines, que prevé exoneraciones sumarias a quienes inciten o participen de actos de subordinación, huelgas o abandono de servicio.

"Vayan buscándose otro trabajo", advirtió De la Sota a los agentes que no se arrepintieron de las protestas del 3 y el 4 de diciembre, donde según el gobernador actuaron "bandas de delincuentes y atorrantes amparados por las zonas liberadas que dejaron los policías que irresponsablemente dejaron sin protección a la sociedad".

Para canalizar los reclamos, existirá un Consejo de Bienestar Policial y para generar un control ciudadano sobre la fuerza cada ascenso tendrá que pasar por un sistema de audiencias públicas donde la sociedad civil podrá opinar a favor o en contra del oficial que se propone promover, en un mecanismo semejante al del nombramiento de vocales del Tribunal Superior de Justicia.

Los comisarios y subcomisarios perderán otra potestad: la de ser jueces de faltas. Y la polémica figura de merodeo, cuestionada por el enorme margen de discrecionalidad para arrestar que da a la Policía, será modificada.

Según anticipó el gobernador, se exigirá que exista una denuncia previa, no anónima, para aplicar el merodeo y las sanciones no contemplarán el arresto sino en sus casos más graves, con un límite de tres días de sanción.

Hubo mucho más. Tal como adelantó Día a Día, De la Sota presentó un plan de becas para jóvenes que no estudian ni trabajan, los Ni Ni, a quienes dijo que pretenden convertir en "Sí Sí, sí estudian, sí trabajan". El plan fue bautizado "Confiamos en vos" y apunta a chicos de 14 a 24 años, es complementario del plan nacional Progresar y prevé becas que empiezan en los 600 pesos por beneficiario.

En tácita autocrítica por los vaivenes de la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas, De la Sota presentó también un proyecto de ley para hacer obligatoria la consulta popular antes de dar por concluido un estudio de impacto ambiental en cada caso de radicaciones industriales o grandes proyectos.

Casi en el final anunció el primer buen resultado del diálogo recuperado con la Nación: dijo que la Jefatura de Gabinete dio su aval y consideró prioritario el financiamiento de la Corporación Andina de Fomento para el entubamiento del Canal Los Molinos-Córdoba, por 49 millones de dólares, inversión que permitirá duplicar el volumen de agua cruda que recibe la ciudad en su planta de tratamiento.

Más detalles, las repercusiones y el análisis de los anuncios del gobernador, en nuestra edición impresa de mañana.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo