?>
Córdoba

El suicidio joven preocupa en el Hospital de Urgencias

En 2012, el centro de salud asistió a 209 personas que buscaron quitarse la vida. Fue un 11% más que el año anterior. Aumenta en jóvenes.

En San Pedro, una localidad de 4 mil habitantes de Traslasierra, cinco personas cometieron un suicidio en tres meses. De ellos, cuatro tenían menos de 30 años. Es un botón de muestra. Hoy son cada vez más los jóvenes que deciden quitarse la vida (o lo intentan). Y esa realidad preocupa en el Hospital Municipal de Urgencias. En un año, las autoagresiones aumentaron un 11 por ciento.

“Estamos preocupados porque la mayoría de los intentos de suicidios están protagonizados por jóvenes de 16 a 30 años. La proporción desplazó a los mayores de 75 años, que son los que encabezaban las listas en épocas anteriores”, explicó Adrián Anuch Cabiche, responsable del Área de Salud Mental del Hospital de Urgencias.

En 2012, el hospital referente en accidentología de la ciudad de Córdoba asistió a 209 pacientes por autoagresiones. El año anterior, la cifra había sido un 11 por ciento menor, cuando se registraron 187 atenciones. Los números vienen en aumento desde el 2009, año en el que se registraron 177 pacientes por intentos de suicidio.

Diciembre y enero son épocas de brote. En el Urgencias se atendieron a 27 pacientes en esos dos meses de 2012. Especialistas indicaron que ésta es sólo una punta del iceberg. Y que existe un gran subregistro de personas que entran en la categoría de intoxicaciones, caídas del altura o heridos de arma de fuego.

“Los intentos de suicidio en jóvenes aumentan con el calor. Pero más que el clima, influye lo social. Son épocas de festejos, como el Día de la Madre o el Año Nuevo. Quien no tiene una red de contención y se encuentra solo, busca dañarse. También influyen los balances y la frustración por no haber alcanzado algunas metas propuestas”, agregó Carolina Picchinni, psicóloga de ese centro de salud.

A nivel nacional, la tasa de mortalidad por suicidio viene creciendo en los últimos 20 años en los grupos más jóvenes (15 a 24 años y 25 a 34). En cambio, en los mayores de 55 años la cifra decrece, según el Boletín de Vigilancia de Enfermedades No Trasmisibles y Factores de Riesgo, del Ministerio de Salud de la Nación.

Las causas. Especialistas consultados indicaron que esta problemática no tiene una sola causa. Si bien no existe un único perfil del suicida, hay características comunes en la personalidad de quienes acuden al Hospital de Urgencias por intentos de suicidio. El desencadenante más común es la ruptura de un vínculo y el consumo excesivo de alcohol y drogas. La mayoría de los pibes tiene baja autoestima y establece con sus parejas un vínculo “simbiótico”, es decir, no tienen vida más allá de esos noviazgos.

“Forman vínculos como los del feto y la madre. Cuando muere la mamá, también lo hace el hijo. Las relaciones son frágiles y la persona puede reponerse a problemas que son comunes para su edad. Como la ruptura amorosa”, explicó la psicóloga María del Mar Remonda.

Una buena parte de los asistidos en el Urgencias estaba bajo tratamiento psiquiátrico. Por cada hombre que concreta un suicidio hay tres mujeres que lo intentan.

Finalmente, los jóvenes que intentan quitarse la vida tienen poca tolerancia a la espera y a las frustraciones. El vínculo con sus padres es de abandono o sobreprotección. Y están en la edad en la que definen su identidad.

................................

“Dame bolilla”, demanda de todos

Buena parte de los intentos de suicidio en jóvenes asistidos por el Hospital de Urgencias podría haberse resuelto con más atención y contención de los padres. “Hay que pedirle encarecidamente a los padres que les den más bola a sus hijos. Los jóvenes comienzan a coquetear con la muerte cuando se sienten solos. Nos dan señales que a los padres, a veces se nos pasan. Y cuando eso sucede, el arrepentimiento no sirve de mucho”, advirtió Mariano Cocco, psiquiatra del hospital.

Especialistas recomiendan estar atentos a los signos de alerta en los más jóvenes. Los cambios de humor y las rupturas de pareja son avisos para prestar atención. “Habitualmente la gente piensa que los que avisan que se van a matar, no consuman esos actos. A veces interpretan que sólo quieren llamar la atención. Pero esto es un mito. La mayoría de los suicidas ya han advertido anteriormente sobre sus intenciones”, explicó Gustavo Álvarez Anderson, psiquiatra del mismo centro de salud.

El aislamiento, la persistencia de ideas negativas, el llanto incontrolado o el repentino cambio de conducta son otras señales de alerta, así como la dificultad de comer, dormir o estudiar.

................................

Córdoba, con uno de los índices más bajos

En nuestra provincia, al igual que el resto del país, los intentos de suicidio en jóvenes vienen en aumento. Sin embargo, Córdoba reporta uno de los índices más bajos de mortalidad por esta causa. Según estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación, 5,9 personas se quitan la vida cada 100 mil habitantes. Susana Maisonave, psicóloga especialista en Prevención del Suicidio del Ministerio de Salud de la Nación, explicó que hay muchas causas. Pero que en las provincias de la Patagonia y noroeste argentino influye el clima y el aislamiento.

“Cuando una persona está pasando por un mal momento, vive en un clima adverso y se encuentra sola, es muy posible que se quede rumiando sus problemas”. En Córdoba crecieron los suicidios durante 2001y 2003.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo