?>
Córdoba

De la Sota quiere enfocar las sospechas en Drogas

A un mes del narcoescándalo, De la Sota pidió no generalizar las sospechas sobre los 22 mil policías.

Por primera vez desde que estalló el narcoescándalo, hace un mes, el gobernador De la Sota admitió la gravedad de la crisis y pidió no generalizar las sospechas sobre el resto de la fuerza. “Acá hay un problema con un área de la Policía. ¿Cuántos serán, 300, 500? ¿La Justicia los procesara a todos? Perderemos a 300 ó 500 policías en el peor de los casos, pero hay 22 mil policías”, dijo anoche.

“El hecho de que pueda haber algunos involucrados en un delito, por más grave que sea, no nos debe llevar a generalizar respecto de una institución que no es de mi Gobierno, que existe desde que existe el Estado provincial. Y entre todos tenemos que tratar de mejorarla. Y en el caso de que haya personas que violen la ley, la justicia debe castigarlas de la manera adecuada”, agregó.

Así, llevó a un segundo plano las críticas (que las mantuvo) a la Justicia federal.

“Acá hay una Policías que no secuestra como lo hacía la Bonaerense. Acá hay una Policía que no roba automóviles, como la Bonaerense. Entonces, no juzguemos a toda la Policía”, pidió De la Sota, quien en el marco de esta crisis prometió cambios en la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, pero luego los congeló hasta después de las elecciones del 27 de este mes.

En un mismo sentido, defendió las medidas que tomó y no formuló ninguna autocrítica: “El Gobierno provincial ha hecho lo que tenía que hacer: poner a los acusados a disposición de la Justicia y renovar al equipo del área”, en relación a la salida de Alejo Paredes y sus funcionarios del Ministerio de Seguridad, y de Ramón Frías de la Jefatura de la fuerza.

Aunque no se apartó de su estrategia de responsabilizar al Gobierno nacional –“La verdad, todas las cosas que pasan justito justito antes de las elecciones”–, estas declaraciones indican un primer cambio en la reacción oficial ante el narcoescándalo.

Aprovechó para recordar al pasar la pelea entre el Tribunal Oral Federal Nº 2 y el fiscal federal Gustavo Vidal Lascano por la pérdida de droga en una causa: “Los camaristas federales –dijo De la Sota–han pedido la intervención de la jefa de los fiscales (Alejandra Gils Carbó) porque tienen dudas con los fiscales federales de Córdoba. No debo opinar sobre la contradicción que hay entre los jueces y fiscales federales, pero se han hecho acusaciones muy duras unos de otros”.

De la Justicia provincial, De la Sota opinó que “tiene gran prestigio”, y defendió la actuación de Emilio Drazile, fiscal de Alta Gracia, en la investigación por la muerte de Juan Alós (ver: “Piden exhumar...”): “Yo lo escuche a Drazile y fue muy contundente”.

Sintonía. Antes, pero en sintonía, Juan Schiaretti, pidió que “se deje que la Justicia investigue a fondo sin que nadie tenga coronita y caiga todo el peso de la ley contra aquellos que hayan cometido un ilícito. Hay que separar la paja del trigo, para que no se ponga en tela de juicio toda la fuerza”.

Consciente del impacto del caso, el primer candidato a diputado por el peronismo dijo que si el narcoescándalo se mete en la campaña, “ganan los narcos”.

Preventiva para Sosa y e imputación Bustos. El juez federal Ricardo Bustos Fierro dictó la prisión preventiva a Rafael Sosa por considerarlo el presunto responsable de los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Sosa habría ordenado montar un operativo de rescate en un secuestro extorsivo (que podría tratarse de un narcosecuestro) sin avisar a la Justicia federal, responsable de actuar en estos casos.

Bustos Fierro rechazó el pedido de excarcelación de Sosa, fundamentado que podría interferir en las declaraciones de los testigos que serán citados en el marco de la megacausa que instruye Senestrari. Por lo tanto, el comisario en situación pasiva podría permanecer detenido hasta que concluyan las declaraciones de los numerosos testigos que hay en el expediente.

Gustavo Franco, abogado de Sosa, anticipó que apelará la decisión de Bustos Fierro ante su organismo superior: la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba.

Marihuana por alfalfa. Además, Bustos Fierro le negó la salida de la cárcel de Bouwer al policía Gastón Bustos, quien ejercía como jefe de la brigada de Drogas asentada en Mina Clavero, imputándolo por asociación ilícita. Julio Deheza, abogado de Bustos, consideró de la resolución: “Es absurda, es un modo de mantener viva esta causa que no resiste el menor análisis”. El policía declaró ayer y negó los hechos, pero no pudo revertir su situación.

--------------------------------------

Piden exhumar a Alós. La viuda de Juan Alós, Roxana Luna, solicitará hoy al fiscal federal Enrique Senestrari la exhumación del cadáver del policía de Drogas Peligrosas que apareció muerto el 7 de septiembre. “Las dudas de la mujer, quien tiene el aval de la madre de Alós, habilitan el pedido de exhumación”, indicó el abogado Carlos Nayi, quien la representa.

La mujer pedirá que sobre el cadáver se realicen pericias con control de parte para determinar, entre otros puntos, la trayectoria de la bala. Nayi sostuvo que ningún familiar directo de Alós vio el cadáver: “Ellos sólo vieron un cajón cerrado”, dijo el abogado, por la que la intención de estas nuevas pericias solicitadas serían las de reconstruir las últimas 48 horas de vida del policía.

Ayer, Luna le pidió formalmente a Senestrari que investigue la posibilidad de que la muerte de su esposo fue un suicidio inducido o un homicidio encubierto.

La mujer confirmó que su esposo quería aclarar su situación ante la Justicia federal. E incluso, que en las últimas horas de vida Alós salió de su casa con la intención de presentarse ante Senestrari, pero recibió una orden para que no lo haga.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo