Córdoba

Si aparece la plata para sueldos, desaparece la basura

El municipio giró el dinero para pagar los salarios adeudados, y el personal volvería a trabajar hoy desde las 6.30, luego de verificar que los fondos están depositados.

 

El servicio de recolección de residuos en toda la ciudad comenzaría a normalizar esta mañana, luego de que los primeros empleados en tomar el turno en la empresa Crese verifiquen que sus salarios están acreditados en las respectivas cuentas bancarias. Anoche, el vocero de la empresa confirmó que el dinero había sido girado, por lo que el primer servicio comenzaría a recoger las bolsas desperdigadas por la ciudad desde las 6.30.

Durante más de 24 horas el servicio quedó resentido, debido al paro de actividades dispuesto por el personal de Crese, aglutinado en el poderoso Surrbac.

La medida fue detonada por la demora en el pago de los salarios de noviembre (regularmente se acreditan el cuarto día hábil del mes), de las cuotas sindicales, los descuentos que la firma realiza para la mutual del gremio y las vacaciones que debían comenzar a ser percibidas por los operarios que comenzaron a tomárselas; todo eso originado a su vez porque el municipio no giró a Crese fondos suficientes para cumplir con los gastos.

Ayer, y luego de extensas reuniones mantenidas entre autoridades de Crese, del Surrbac y el secretario de Economía municipal, Gabriel Bermúdez, el dinero fue girado a las cuentas. Ante esto, los 1.600 empleados levantaron la protesta callejera, a la espera de que se acredite el importe.

Sin embargo, en materia de higiene la ciudad se enfrenta con un mes muy complicado. La medida del Surrbac hizo que las 141 rutas de recolección diurnas y nocturnas no se cumplan. Tampoco se cumplió el barrido en el centro. Eso generó la esperable acumulación de residuos que en diciembre, el mes de mayor generación de basura de todo el año, se torna más grave.

Para empeorar la situación, el cronograma de trabajo de Crese acumula un número atípico de feriados hasta el 31 de diciembre: el criterio hasta ahora es no trabajar esas fechas debido alto costo laboral que implican (al menos 700 mil pesos, ya que se deben liquidar doble al personal). En un panorama de finanzas en rojo, es difícil pensar que eso vaya a cambiar.

Esta misma semana son feriados mañana y pasado, días que se acoplan al sábado, cuando habitualmente el servicio se corta, luego de cumplir las rutas diurnas, hasta el domingo a la noche. Se llegaría con tres días casi seguidos sin recolección. Se sabe que para la empresa se torna muy difícil revertir esos atrasos.

La semana que viene la cosa no mejora: el 15 hay otro feriado (por ser el Día del Camionero), separado por una sola jornada laborable del habitual receso del sábado a la noche hasta el domingo a la noche. Más adelante, llegan los feriados del 25 de diciembre y 1º de enero: ambos caen el domingo pero son antecedidos por jornadas récord en materia de generación de basura.

En rojo. Lo cierto es que, además de cortar uno de los servicios más sensibles que presta el municipio, la protesta de los recolectores volvió a encender luces de alerta sobre el estado de las finanzas municipales. Se supo que desde hace dos a tres meses, Crese comenzó a recibir un 30 por ciento menos de los fondos que le corresponden por su canon (hoy ronda los 28 millones de pesos) y en órdenes de servicio por prestaciones extra que le da a la comuna. Para lidiar con el desfasaje, la empresa comenzó a “patear” a los proveedores. El retaceo se trasladó ahora a la variable más sensible: los salarios del personal.

A ese escenario, se suma la necesidad del gremio de los recolectores (alineado con los camioneros de Pablo y Hugo Moyano) de marcar la cancha al inminente intendente, Ramón Mestre, quien ya anticipó su intención de restringir el servicio de Crese al 50 por ciento de la ciudad y entregar a una operadora privada el resto.

 

Feriados sucios
Hasta ahora, Crese no trabaja en feriados por su alto costo laboral. Este mes, se vienen varios: 
8 y 9. Día de la virgen y puente, casi empalman con el corte de servicio habitual del sábado a la noche. 
15. Por el Día del Camionero, el jueves es feriado para los recolectores. 
25. Navidad, coincide con el corte de servicio del domingo, pero se trata de una jornada récord en materia de generación de basura. 
1º de enero. Igual que en Navidad, marca el pico en la producción de desechos y, por tanto, exige al máximo el servicio de Crese.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 07/12/2011 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo