?>
Córdoba

Seis camas de terapia infantil para todo el interior de Córdoba

Río Cuarto es la única ciudad del interior que tiene unidades de cuidados intensivos para niños, en el sector estatal. El resto se deriva a clínicas privadas o a la Capital.

En todo el este, oeste y norte de la provincia de Córdoba, los chicos sin obra social que necesitan asistencia intensiva en una terapia se tienen que ir a la Capital. O a una clínica privada. Sucede que en todo el interior existen sólo seis camas públicas de terapia infantil, que funcionan en Río Cuarto. En cambio, la oferta es variada cuando se trata de unidades de terapia para el sector neonatal.

Los datos fueron informados el viernes de la semana pasada en el Ministerio de Salud de Córdoba, con motivo de la difusión de las nuevas cifras de mortalidad infantil. Según la información, nuestra provincia cuenta con 80 camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) neonatal públicas en el interior. Pero con ninguna para niños mayores de un año.

La excepción es Río Cuarto. Pese a que no fueron informadas públicamente, existen seis unidades de UTI pediátrica en funcionamiento en el Hospital San Antonio de Padua. Para el resto del ancho y largo territorio de la provincia, los casos se derivan.

Caso por caso. En Capital, existen 62 camas de terapia intensiva destinadas a niños y 86, a bebés, en el sector público estatal. Hay, además, cuatro unidades de terapia intensiva coronaria, en el Hospital de Niños, destinadas exclusivamente a cirugías por malformaciones cardíacas.

Con seis camas de terapia pediátrica, el Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto se ocupa de todos los chicos de la zona sur que necesitan cuidados intensivos. Hay además 11 cunitas en la terapia neonatal que funcionan al ciento por ciento. Y otras 10 Unidades de Cuidados Intermedios (UCI) para bebés.

En Villa María y sus departamentos aledaños no existe un espacio público destinado a niños que necesitan asistencia intensiva. La delegada Anahí Becerra explicó que los casos se derivan a una clínica privada o directamente a la Capital. “El año pasado tuvimos un accidente en el que dos niños resultaron gravemente heridos. Les tuvimos que hacer un lugar en la terapia de adultos, hasta que nos llegó la derivación”, explicó.

En la zona este no hay espacio público para niños extremadamente graves. En San Francisco, los casos se derivan a clínicas privadas ya que el Hospital Iturraspe no cuenta con unidades intensivas pediátricas, según un informe publicado por el diario La Voz del Interior en agosto del año pasado.

En el norte, tampoco hay terapia intensiva para niños en el sector público. Ariel Gómez, pediatra del Hospital Domingo Funes, de Villa Caeiro, apuntó otro ingrediente: la dificultad en los traslados. “La Provincia privatizó el año pasado el servicio de ambulancias en nuestro hospital. Ahora se encarga una empresa de Bialet Massé que no cumple con todos los requisitos para un buen traslado”.

De las ciudades del Gran Córdoba, Carlos Paz sigue derivando los niños a la Capital. Ni el hospital Gumersindo Sayago, ni las clínicas privadas cuentan con terapia pediátrica. El centro de salud estatal atendió 10 mil personas por guardia en enero pasado. Y 197 mil pacientes en consultorios externos e internado durante 2013. La afluencia turística y el crecimiento demográfico aumentan la demanda. Pero por el momento sólo existe terapia de adultos.

Oferta profesional. Existen en Córdoba 111 especialistas en terapia intensiva y 27 en pediátrica. Hay 704 pediatras y 147 neonatólogos.

En números

»En Capital. Existen 121 camas de terapia intensiva para niños (59 son privadas y 66 públicas). Hay además 222 camas de terapia para bebés (de ellas, 136 son privadas y 86 estatales).

»En el interior. Hay 51 unidades de terapia pediátricas, todas en el sector privado. Existen además 128 camas de UTI para bebés (48 privadas y 80 públicas).

Mortalidad infantil. El 70 por ciento de las muertes infantiles registradas en 2013 ocurrió en la Capital provincial. Fueron en total 365 fallecimientos, de los cuales 167 acontecieron en el sector privado y 198, en el estatal.

Aseguran que alcanza con derivar. En 2009, el Ministerio de Salud provincial implementó el “Plan Estratégico para la Reducción de la Mortalidad Infantil”, tasa que registra los fallecimientos de menores de un año. El entonces ministro de Salud, Oscar González, anunciaba la apertura de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en el Pediátrico (12 camas), Maternidad nacional (10), Río Cuarto (4) y Villa Dolores (8). Todos los incrementos fueron al sector neonatal, que alcanzó las 166 unidades en el sector público.

Sin embargo, la cantidad de camas para niños (pediátricas) se mantuvo estable. Y la demanda es tal que en agosto del año pasado, un grupo de padres tuvo que dormir en el piso en la sala aledaña a la terapia del Hospital de Niños.

La secretaria de Prevención y Promoción de la Salud de Córdoba, Marcela Miravet, explicó que existen convenios para derivación en clínicas privadas. “Si surge una necesidad que los hospitales de la Capital y el interior no pueden cubrir, los derivamos al sector privado. El número de camas disponibles es dinámico y varía según las necesidades. En invierno, por ejemplo, la demanda aumenta por la atención de patologías respiratorias. Cuando la situación pasa, vuelve el número habitual”.

“Los hospitales del interior no tienen UTI o UCI pediátricas; sí tienen camas diferenciadas de pediatría, concepto que es diferente. Se trata de unidades destinadas a niños dentro del total de camas disponibles de una institución”, agregó la funcionaria.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo