?>
Córdoba

Se complicó el arreglo y quedó sin agua parte de Villa Allende

Las nuevas lluvias en Sierras Chicas rompíeron la estación de bombeo de Villa Allende, dejando un cuarto de la ciudad sin suministro. También complicaron el arreglo del acueducto, que recién podría estar reconstruido cuando deje de llover.

Las lluvias en Sierras Chicas no fueron tan intensas como hace 10 días, pero igual traen complicaciones. Hasta ahora, la más importante es la rotura de la estación de bombeo de la cooperativa de Villa Allende que, según advirtió el ministro de Agua, Ambiente y Energía provincial Fabián Lópéz afecta el suministro en los barrios Centro, Amalia, San Clemente, La Cruz y Smata. Esto representa, aproximadamente, a un cuarto de la ciudad. 

A su vez, por la lluvia y la crecida del río debieron suspenderse los trabajos que se hacían para recuperar el acueducto en el tramo dañado entre Unquillo y Mendiolaza. "Lamentablemente, hasta que no mejoren las condiciones climáticas e hídricas están suspendidos esos trabajos. Metereología mediante se retomarán mañana (por el jueves), por la mañana", publicó en Twitter el ministro.

También están suspendidos los trabajos en el pozo Malvinas y el reparto de agua con camiones cisternas porque muchas calles están nuevamente intransitables.

Los problemas con el agua, a 10 días de la tormenta grande en Sierras Chicas, están muy lejos de subsanarse. Casi resueltas las reparaciones grandes, el problema ahora son las innumerables roturas en las redes finas. El gobernador José Manuel de la Sota, muy gráfico, dijo que el estado de las redes domiciliarias es tal que parece "regadera". Confió en que luego de una reunión con los intendentes y con las definiciones de la ayuda nacional (hoy se juntarían funcionarios provinciales con sus pares del gabinete de Cristina) se puedan encarar, también, estas reparaciones pequeñas, pero muy numerosas.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo