?>
Córdoba

Se cayó la ley de la "Patente en el casco"

Lo confirmó De la Sota en Sampacho, al inaugurar obras viales. Ahora impulsará una patente especial para motos, pero ningún sticker en el casco.

Luego de más de dos años de insistente lucha, los motociclistas de Córdoba lograron evitar que no se ponga en práctica la Ley 10.138, que obligaba, entre otras cosas, a adherir un sticker con el número de la patente en el casco de todos los conductores y sus acompañantes.

Si bien se decía que la norma, impulsada inicialmente por ex jefe de Policía Alejo Paredes, ya estaba freezada y no se iba a aplicar, fue recién este jueves cuando De la Sota lo confirmó oficialmente. “Se está buscando otra solución”, dijo cuando fue consultado por la ley que entró en la Legislatura en septiembre de 2012 y fue aprobada en marzo del año siguiente.

“Ellos (los motociclistas) tienen, en cierta forma, razón. Por culpa de los motochoros muchos los precalificamos y no debe ser así”, agregó en declaraciones a Cadena 3 en Sampacho, luego de inaugurar una serie de obras viales en la zona sur de la Provincia.

De la Sota adelantó al mismo tiempo que se ha consensuado con los motociclistas impulsar una “patente especial para motos”, dijo. “Porque el vehículo tiene que estar muy bien controlado, como pueden estar los autos. Uno no sabe quién maneja el auto”, agregó en referencia a una de las críticas de los motoqueros a la ley por considerarla un “patentamiento humano” que sólo se aplicaría a conductores de motos. 

En definitiva: la ley 10.138, que ya fue aprobada, promulgada y hasta reglamentada este año, por la fuerte resistencia de los motociclistas, será derogada.

Sobre la nueva patente para motos que adelantó De la Sota, no dio mayores precisiones. Sólo aclaró que están trabajando para que (“como el problema es el costo”, dijo) su valor no se cargue sobre “el que anda en moto, que en general es un trabajador”. 

La ley 10.138, que ya fue aprobada, promulgada y hasta reglamentada este año, por la fuerte resistencia de los motociclistas, será derogada.

Las repercusiones de la decisión oficial no se hicieron esperar. Paulo Graglia, titular de la Cámara de la Motocicleta de Córdoba y uno de los principales críticos de la ley, dijo estar “muy contento por la decisión”. “Es algo que esperábamos, por lo que luchamos todo este tiempo porque nos oponemos al patentamiento humano”, explicó a Día a Día el dirigente que formó con otros motoqueros la Asociación Civil Motociclistas Córdoba (AC/MC).

Desde que se conoció la idea oficial de los sticker, los motociclistas se opusieron. Entre otros argumentos en contra de la ley, decían que era ilegal, que los estigmatizaba y que no solucionaba los problemas de los arrebatos. 

“Si la tipografía de números y letras de la patente de las motos son similares a las de los autos, ¿por qué la Policía no puede ver las patentes de las motos?”, había declarado Graglia en una de las marchas. “De última, que agranden las patentes y listo”, agregó, coincidiendo con la que ahora parece ser la nueva senda que promoverá el Ejecutivo.

La 10.138 obligaba a utilizar cascos (conductor y acompañante) con dos sticker pegados cada uno que replicaran la patente.

La 10.138 obligaba a utilizar cascos (conductor y acompañante) con dos sticker pegados cada uno que replicaran la patente. La ley instaba a las comunas a adherirse, para que, de esta forma, sea aplicable por parte de los municipales capitalinos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo