?>
Córdoba

Salió el sol, pero el agua no se va

Varias localidades del este y el sudeste provincial siguen anegadas por las lluvias. Intendentes declaran la emergencia hídrica y sanitaria.

La lluvia paró y, por fin, salió el sol. Pero las consecuencias de tantos días continuados de precipitaciones sobre distintas regiones Córdoba se siguen sintiendo. Y mucho. 

La zona más castigada es el este y sudeste de la provincia, con varias localidades que continúan con el agua al cuello. Y seguirán así por varios días, dado el hecho de encontrarse en regiones llanas que impide que el agua escurra rápidamente. 

La ruta 19 a la altura de El Tío y La Francia continuaba ayer totalmente cortada, con un importante caudal de agua atravesando la calzada. También persistían los problemas en la zona de Arroyito y Colonia San Bartolomé, lo mismo que en Morteros y Pozo del Molle.

Frente a ese panorama, varios intendentes declararon la emergencia hídrica y sanitaria a raíz de la situación generada. 

María Fernanda Grimaldi, intendenta de La Francia, dijo que por el desborde de un canal se habían anegado con unos 30 centímetros agua “ocho calles de un barrio ubicado en el sector norte” de esa localidad. Cuatro familias habían tenido que ser evacuadas por precaución.

Las autoridades en esa ciudad también realizaron un bordo con arena, ladrillos y escombros para tapar la llegada del agua sobre la ruta 19. “Hace 12 ó 13 días que ha llovido unos 200 milímetros en la zona, pero el agua que tenemos es como si hubieran caído 600”, explicó Grimaldi. 

En El Tío también había calles muy anegadas, con agua avanzando en distintas direcciones. El intendente Fernando Rossi dijo que había temor entre los vecinos, quienes intentan evitar que el agua ingresara a sus casas. El ruego es que no haya nuevas lluvias, porque se desbordarían las defensas. 

Debido a la emergencia hídrica, los colegios no estaban dando clases, y muchas actividades productivas estaban suspendidas.

Los intendentes y pobladores reclamaban ayuda de autoridades provinciales. Y el gobernador Juan Schiaretti estuvo ayer en la zona, supervisando obras junto a sus funcionarios de Recursos Hídricos y de Desarrollo Social.

Hay mucho campos bajo el agua

Las lluvias golpearon fuerte en varias ciudades, pero también están dejando su marca en los campos de la región este y sudeste.

“Tenemos 280.000 hectáreas anegadas y no podemos levantar la producción. El agua está llegando desde zonas como Laguna Larga con peces muy grandes. No hay forma de sacar la producción tambera”, señaló un productor agropecuario.

Los tamberos de la zona también están perdiendo su producción, ya que se les hace imposible sacar la leche ordeñada de los campos.

“No hay decisión política para solucionar los temas. Los productores no han hecho canales, por eso queremos que la Provincia vea por helicóptero desde dónde viene la inundación”, se enojaron algunos productores, a quienes desde las ciudades culpan por desviar el agua desde los campos.

 

Y en ese sentido, no descartaban ayer una medida de protesta para que se solucione el inconveniente.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo