?>
Córdoba

Ricardo Moreno: el conjuez federal que es candidato K

Es candidato a diputado nacional e integra la lista de conjueces federales. Un ex-consejero de la Magistratura sostiene que hay incompatibilidad. Él avisa qué hará si es electo.

La candidatura a diputado nacional del abogado penalista Ricardo Moreno, quien ocupa el tercer lugar en la lista del Frente para la Victoria, parece chocar de frente con su designación como conjuez federal. Es que el “proselitismo” es una de las pocas cosas que un juez, titular o subrogante, no puede realizar.  

Desde Mendoza, Daniel Ostroplosky, exintegrante del Consejo de la Magistratura –en representación de los abogados del interior del país–, explicó que a Moreno, “al tener expectativas ciertas” de ocupar el sillón de juez federal, le caben los reglamentos del Poder Judicial de la Nación que le impiden expresamente hacer campaña.

En palabras del experto: “Ninguna persona puede acceder a la magistratura, sea en carácter de juez titular o conjuez, como es el caso de Córdoba del doctor Ricardo Moreno, si tiene actividad política, por lo cual debe ser eliminado de la lista de conjueces por la incompatibilidad que resulta manifiesta de su actividad política”.

Ricardo Moreno es el candidato a tercer diputado nacional en la lista K.

Desde la Cámara de Apelaciones Córdoba confirmaron que Moreno integra el listado de jueces subrogantes para toda la jurisdicción, tal como surge del decreto 866/14 firmado por Cristina Fernández el 10 de junio del año pasado, sin que haya renunciado a esa pretensión tras su postulación.

Gana y renuncia. Moreno le anticipó a Día a Día que renunciará si es electo en octubre, pero rechaza que su candidatura sea incompatible con ocupar el banco suplente de los jueces federales. “No hay incompatibilidad; si estuviera en funciones de juez sí, pero como nunca he sido designado puedo seguir con mi candidatura”. Si queda fuera del Congreso, seguirá en la lista de jueces suplentes.

El ex-consejero Ostroplosky opina lo opuesto: “El solo hecho de participar en actividad política, independientemente de si resulta elegido o no, lo inhabilita para poder ser conjuez. Y así habría que hacerlo saber a la Cámara Federal de Córdoba para que se lo excluya de la lista”.

El razonamiento de Ostroplosky surge del artículo 9 del decreto ley 1285/58, el llamado Reglamento de la Justicia Nacional, que dice: “Es incompatible la magistratura con toda actividad política”. La ley que le precedió (la 13.998, curiosamente firmada por Héctor Cámpora, cuando presidía Diputados) rezaba lo mismo al prohibir a los magistrados el “proselitismo político”.

Moreno cuenta que hace cinco meses rechazó ser juez subrogante en Bell Ville porque ya tenía decidido postularse como diputado nacional. “Que yo tenga mi simpatías políticas en el marco de la democracia, no me impide ser juez, nada me lo impide”, insiste.
 Por ahora, Moreno sigue con un pie en el Poder Judicial y otro, en el Legislativo.

“Ninguna persona puede acceder a la magistratura, sea en carácter de juez titular o conjuez, como es el caso de Córdoba del doctor Ricardo Alfredo Moreno, si tiene actividad política”.

"En el acto de Scioli había magistrados". Ricardo Moreno no le escapa a la polémica para defenderse. Y sin nombrarlos, se escuda en sus filo colegas, varios de ellos integrantes de la cuestionada Justicia Legítima: “En el acto de (Daniel) Scioli de hace dos días –el lunes último–, había fiscales y jueces federales. Scioli vino a hacer proselitismo a Córdoba, ¿por qué había entonces jueces y fiscales?”
“En actos protocolares del PJ Córdoba hemos vistos magistrados federales, y no tendrían que estar ahí”, agrega.

Cuando juró como conjuez federal, Ricardo Moreno fue acompañado de Mauricio Saillén.

No se puede decir que Moreno haya escondido su condición de militante al postularse como juez subrogante: ocupó cargos orgánicos en el peronismo, fue concejal de la ciudad, diputado provincial, referente de Olga Riutort, socio político de la familia Saillén (que comanda el Surrbac) y apoderado del Frente para la Victoria. Fue el Senado Nacional el que aprobó su postulación sin que pesaran en su contra su condición de dirigente kirchnerista.

DOCUMENTOS PARA DESCARGAR
Sumate a la conversación
Seguí leyendo