?>
Córdoba

Reafirman la presencia de contaminantes en Los Molinos tras el desborde de Taym

Se trata de un estudio que se realizó con muestras que tomó la Policía Ambiental el martes por la noche, luego de que el alud arrasara con la planta de residuos peligrosos del grupo Roggio.

Este martes se conocieron los resultados de un nuevo estudio del agua del canal Los Molinos del martes 28 de marzo, luego de que la planta de residuos peligrosos de Taym colapsara tras un alud de agua y barro, revelando que la fuente de agua de donde se abastece al 30 por ciento de la ciudad Córdoba fue alcanzada por contaminantes. 

Estos nuevos estudios son complementarios a otros que realizó el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) en conjunto con el Centro de Investigación y Transferencia en Ingeniería Química Ambiental (Ciqa), de la UTN, a los que estuvo acceso Día a Día y que reveló en su edición del pasado sábado, donde también queda claro la presencia de tóxicos en el agua derivados de pinturas, solventes y agroquímicos. 

Este nuevo estudio, encargado por el fiscal Alejandro Peralta Ottonello, de Alta Gracia, muestra que en el agua se encontró "herbicidas, aceites y metales", según consigna La Voz. 

Las muestras para estos estudios se tomaron en las afueras y alrededores de Taym y en el mismo canal Los Molinos el martes por la noche. 

Ambos estudios (los encargados por el Ersep y la Justicia) se realizaron con muestras de agua cruda del canal y no del agua potable. En ese momento, la planta potabilizadora de Aguas Cordobesas había cortado su abastecimiento. 

Ocultar. Desde el primer momento, el Gobierno de Córdoba decidió ocultar los detalles de los análisis de agua. Cuando el miércoles 29 de marzo se anunciaba que retornaba el suministro, el Ersep no mostró los análisis asegurando que todavía no tenían los papeles disponibles para hacerlo.

Ante el requerimiento periodístico, el Ente decidió mostrar los resultados de manera parcial el jueves 30 de marzo, sólo poniendo a disponibilidad los resultados de los anásis de agua que daban parámetros aceptables y no los del martes 28 en agua cruda, que son los que dan cuenta de la presencia de residuos tóxicos y atípicos en el agua de Los Molinos.

El director del Ciqa, Héctor Macaño, aseguró la semana pasada que el agua del canal tenía presencia de elementos que no son comunes el martes después de la tormenta y consideró que no era necesario "poner a prueba la capacidad de potabilización de la planta". 

Por ahora, el gobierno de Córdoba no habla de los resultados de estos análisis. Fabían López, Ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, aseguró la semana pasada que los resultados no se mostraban porque se necesitaban comparar resultados con otros estudios.

El gobernador Juan Schiaretti, quien interrumpió sus vacaciones por el episodio, aseguró este lunes que "se estuvo a un tris de un desastre ecológico y ambiental".

Qué pasó. El pasado martes 28 de marzo una tormenta en Paravachasca provocó una gran inundación en Villa Parque San Ana, localidad a la vera de la ruta 5. Desde allí, el torrente bajó hacia la ruta 36 haciendo colapsar a la planta de tratamiento de residuos peligrosos de Taym. 

Se inundó una celda de enterramiento activa donde se depositan Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), se inundaron las piletas donde se acumulan los líquidos que generan estos residuos peligrosos y también se arrastraron desechos de pinturas y colapsó un talud de contención.

Luego de pasar por la planta, el aluvión siguió su curso aguas abajo, donde se encuentra el canal Los Molinos, de donde se abastece de agua al 30 por ciento de la ciudad de Córdoba. 

La planta potabilizadora que se encuentra en el canal, el servicio de agua potable para la ciudad y la empresa Taym son propiedad del grupo Roggio.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo