?>
Córdoba

De Rapoza a Rapunzel

El célebre cabaré “Rapoza Internacional ” cerró sus puertas hace unas semanas. En el lugar ahora hacen fiestas para adolescentes.

Es viernes y un grupito de chicas adolescentes decidieron salir a bailar. Se maquillaron, se pusieron las mejores “pilchas” y le pidieron al papá de una de ellas que las acerque en el auto al boliche, para que conozca el lugar y no se preocupe. Y así ocurrió. El tipo estuvo tranquilo hasta que las chicas pegaron el grito de “llegamos!”: en ese momento el adulto comprobó que la inocente fiesta teen se realizaba en la tradicional sede del... ¡cabaré Rapoza! 

El susto del papá fue mayúsculo, hasta que confirmó un dato que a muchos pondrá nostálgicos: Rapoza, el clásico escenario despedidas de solteros en Córdoba, cerró sus puertas a fines de agosto. Ahora el local se alquila para fiestas, al mejor postor: por lo general para eventos de electrónica orientados a púberes.

El dato fue a confirmado a Día a Día por un allegado a los dueños del tradicional local nocturno, que prefirió mantener su nombre en reserva. “Luego que salió la ley de Trata en la provincia llegó un comunicado oficial y los dueños decidieron cerrar el local para evitar problemas. Sin embargo en el lugar nunca se ejerció la prostitución ni tampoco hubo trata de personas”, explicó el contacto.


El cierre fue tan sorpresivo que ni siquiera llegaron a anunciarlo en sus redes sociales: a su Facebook siguen llegando infinidad de consultas de muchachas desesperadas por organizar su despedida de soltero... sin respuesta.


Cabaré con esplendor. Rapoza internacional había comenzado a funcionar hacía 12 años en el viejo chalet de Monseñor Pablo Cabrera al 5.500. En su época de esplendor recibía visitantes no sólo de Córdoba sino también del resto del país.

“Cada dos por tres venían personajes ilustres de la cultura o el deporte” contó un ex trabajador del local, aunque aclara que el grueso de la concurrencia eran mujeres -hijas, madres, suegras- dispuestas a desatarse en las tradicionales despedidas de solteras... ¡y también solteros!


Para unos y otros, el principal atractivo eran los shows de striptease: “Había para hombres y mujeres, a cargo de a cuatro a seis strippers”, recordó Juan Pablo, un gogó-dancer que durante años trabajó en el lugar y hoy “chapea” con el antecedente en su currículum vitae.


Ternura adolescente. A partir del cierre del cabaré, la casona comenzó a utilizarse para ser sede de fiestas para adolescentes. La primera fue organizada en el día de la primavera por la productora “Long live the Party”.

“El lugar estaba pintado muy formal; le pusimos onda con banderas y afiches. Además llevamos luces bolicheras”, explicó Juan Martínez, uno de los RRPP de la fiesta, que largó a las 22 y terminó antes de las tres de la mañana.


Aunque los chicos que fueron a la fiesta dicen que el caño de “pole dance” seguía intacto en el escenario; los organizadores aclararon que lo taparon para evitar que los adolescentes se tienten e intenten a hacer piruetas. 

A la fiesta teen la llaman “La Longa”
Solo hay dos o tres productoras que organizan eventos bolicheros para menores de edad en Córdoba. “Long Life the Party” es una de ellas y “La Longa” es su fiesta insignia. Se caracteriza por ser itinerante: a veces se realiza en Alta Córdoba o en la zona del Chateau (aunque en su web anuncian que se establecerán en el ex Rapoza).

La dinámica es similar a la de un boliche para “grandes”, pero en otros horarios. Técnicamente no es matiné, pero abre a las 22 y a las 23,30 ya están todos bailando, hasta las tres de la mañana.


Como está prohibida la venta alcohol a menores, los concurrentes toman tragos frutales o gaseosas... y la pasan bien igual.

Un pasado fantasmal
Antes de cobijar strippers y adolescentes, el llamativo chalet era un hogar familiar, donde falleció trágicamente una persona. De ahí en más fue difícil alquilarla como hogar: los inquilinos decían ver fantasmas. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo