?>
Córdoba

Ramón, el cordobés de 280 kilos, recibió los primeros apoyos para un tratamiento

El hombre que vive en Villa Bustos y ya no puede movilizarse para cumplir con un tratamiento tuvo varios llamados para ser asistido. La Provincia y una empresa privada se comunicaron para intentar colaborar.

La historia de Ramón Pereyra, el cordobés de 45 años que pesa 280 kilos y pidió ayuda a través de los medios de comunicación, después de que no pudo ingresar al programa televisivo Cuestión de Peso, comenzó a tener este viernes respuestas por parte del Gobierno provincial y de empresas vinculadas con la nutrición y el entrenamiento.
Después de que este medio publicara la vida que lleva Ramón en su casa de Villa Bustos, sin más que poder dar unos pasos por su obesidad mórbida, desde la Provincia hicieron saber que se contactaron con sus familiares para comenzar a darle respuesta.
Justamente, uno de los principales inconvenientes con los que se encontró Ramón para hacer su tratamiento en el Hospital San Roque viejo fue el traslado. En taxis y remises ya no entra y no tiene los medios económicos para moverse o cumplir su dieta debido a que percibe una pensión mensual de 4 mil pesos, con la que vive él, su esposa y sus hijos.

También desde la empresa Fiit Nutrición y Entrenamiento, que tiene como referente a Laura Solano, quien se inició y compite en fitness, se comunicó con Ramón para ofrecerle el acompañamiento con una nutricionista sin costo, más el envío diario a su domicilio de viandas saludables, las que donará una firma de Villa Allende.
“Nos comunicamos con Ramón y pusimos nuestro equipo a su disposición. Es un proceso en el que creemos en la nutrición y en los ejercicios, donde podrá ser acompañado”, explicó Karina Cinalli, de esta firma que trabaja con sus clientes vía una estrecha relación desde redes sociales. Según explicó, en Córdoba unas 50 personas realizan este tratamiento. 
 
"Ramón está inmensamente feliz ya habló con quienes le ofrecen este tratamiento de nutrición y viandas todos los días. Estamos felices", expresó Belén Argüello, quien se comunicó con Día a Día ayer jueves para contar la historia y pedir ayuda.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo